Material de estudio y ejercicios de diferentes asignaturas. -

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Material de estudio y ejercicios de diferentes asignaturas.


GUÍAS DE MATEMÁTICAS


GUÍAS DE FÍSICA Y QUÍMICA


GUÍAS DE LENGUAJE


GUÍAS DE INGLÉS

Si te acercas a la academia te daremos, de forma gratuita, una copia en papel de alta calidad y resistencia.

INGLÉS




LENGUAJE Y LITERATURA



FILOSOFÍA



MATEMÁTICAS, 1º Bachillerato



MATEMÁTICAS, 2º Bachillerato



MATEMÁTICAS SOCIALES, 2º Bachillerato



FÍSICA, 1º Bachillerato



FÍSICA, 2º Bachillerato



QUÍMICA, 1º Bachillerato



QUÍMICA, 2º Bachillerato



ARTE

SELECTIVIDAD




Nuestro apunte semanal:

Andrew Jackson (Waxhaw, Carolina del Norte; 15 de marzo de 1767-Nashville, Tennessee; 8 de junio de 1845) fue un estadista estadounidense que fue el séptimo presidente de los Estados Unidos (1829-1837). Nació al término de la era colonial en algún lugar de la frontera todavía no marcada de Carolina del Norte y Carolina del Sur. Provenía de una familia recién emigrada escocesa e irlandesa de recursos medios. Durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, Jackson, cuya familia apoyaba la causa de la revolución, sirvió de mensajero. A la edad de 13 años fue capturado y maltratado por los ingleses, lo que lo convierte en el único presidente estadounidense que ha sido prisionero de guerra. Tiempo después llegó a ser abogado. También fue elegido a la oficina congresional, primero a la Cámara de Representantes y dos veces al Senado.

En 1801, Jackson fue nombrado coronel en la milicia de Tennessee, lugar que llegó a ser su base política igual que su base militar. Fue dueño de cientos de esclavos que trabajaban en su hacienda conocida como "Hermitage Plantation". En 1806 mató a un hombre en un duelo sobre un asunto de honor que involucraba a su esposa Rachel. Llegó a tener fama nacional por medio del papel que llevó a cabo en la Guerra anglo-estadounidense de 1812, cuando ganó una victoria importante en contra de una invasión británica en la batalla de Nueva Orleans aunque ya se había firmado el Tratado de Gante, algo que desconocían todos los involucrados en la batalla.1​ En respuesta al conflicto con el pueblo seminola en la Florida Española, invadió el territorio en 1818. Esto fue la causa directa de la Primera Guerra Seminola y el Tratado de Adams-Onís de 1819, el cual transfirió la Florida de España a Estados Unidos.

Después de ser elegido al Senado, Jackson decidió entrar en la elección presidencial de 1824. Aunque ganó más votos electorales además del voto popular que los otros tres contrincantes, perdió en la Cámara de Representantes ante John Quincy Adams, supuestamente por un "trato corrupto" entre Adams y el presidente de la Cámara de Representantes Henry Clay, quien también era un candidato. Los partidarios de Jackson entonces fundaron lo que llegó a ser el Partido Demócrata. Entró a la elección de 1828 en contra de Adams. Usando su influencia del Oeste y con apoyo nuevo de Virginia y Nueva York, ganó con una victoria aplastante. Culpó de la muerte de su esposa Rachel a los partidarios de Adams, quienes la habían llamado bígama.

Como presidente, Jackson se enfrentó a la amenaza de secesión de Carolina del sur por la ley de "Tarifa de Abominaciones", ley que había sido aprobada por la administración de Adams. En contraste con varios de sus sucesores inmediatos, él le negó al estado el derecho de secederse de la Unión y el derecho de nulificar una ley federal. La crisis de nulificación se calmó cuando la ley fue cambiada y Jackson amenazó a Carolina del Sur con una acción militar si el estado (o cualquier otro estado) intentara secederse.

En anticipación de las elecciones de 1832, el Congreso, dirigido por Henry Clay, intentó reautorizar al Segundo Banco de los Estados Unidos cuatro años antes de que se venciera su título. Manteniendo su palabra de descentralizar la economía, Jackson vetó la renovación del título, algo que puso en peligro su reelección. Pero al explicar su decisión como defensor del pueblo en contra de los banqueros ricos, fácilmente pudo derrotar a Clay en las elecciones ese año. Él efectivamente pudo desmantelar el banco para cuando se venció su título en 1836. Sus luchas con el Congreso se personificaron en la rivalidad personal que tenía con Clay, quien era del disgusto de Jackson y quien dirigía la oposición desde el recién creado Partido Whig. La presidencia de Jackson marcó el comienzo de la ascendencia del "spoil system" (sistema de botín) en la política estadounidense. También es conocido por haber firmado el "Indian Removal Act" (Ley de Traslado Forzoso de los Indios) ley que reubicó un número de tribus nativas a la región sur del territorio indio (hoy, Oklahoma).

Jackson apoyó la exitosa campaña de su vicepresidente Martin Van Buren para la presidencia en 1836. Trabajó para apoderar al Partido Demócrata y ayudó a su amigo James K. Polk a ganar las elecciones de 1844.

Jackson nació el 15 de marzo de 1767. Sus padres eran los colonos escoceses e irlandeses Andrew y Elizabeth Hutchinson Jackson, presbiterianos que habían emigrado de Irlanda dos años antes.2​3​ El padre de Jackson nació en Carrickfergus, del Condado de Antrim (Irlanda del Norte) alrededor de 1738.​ Los padres de Jackson vivieron en la villa de Boneybefore del mismo lugar.

Cuando emigraron a Norteamérica en 1765, los padres de Jackson probablemente llegaron a Filadelfia, Pensilvania. Muy probablemente viajaron por tierra entre las montañas Apalaches hacia la comunidad escocesa-irlandesa en la región Waxhaws, quedándose finalmente en algún lugar entre la frontera de Carolina del Norte y Carolina del Sur.5​ Trajeron consigo a dos hijos desde Irlanda, Hugh (nacido en 1763) y Robert (nacido en 1764).

El padre de Jackson murió en un accidente en febrero de 1767 a la edad de 29 años, tres semanas antes de que naciera su hijo Andrew en el área de Waxhaws. El sitio exacto de su nacimiento no está claro porque nació en el tiempo en que su madre hacía el viaje difícil a casa después de enterrar al padre de Jackson. El área era tan remota que en esos días todavía no había sido puesta en algún mapa.

En 1824 Jackson escribió una carta en la que describe haber nacido en la hacienda de un tío en el Condado de Lancaster (Carolina del Sur). Pero se cree que había dicho esto debido a que este estado estaba considerando anular la ley de Tarifas de 1824, algo a lo que se oponía. En la década de 1850, se encontró evidencia de segunda mano que indicaba que él había nacido en la casa de un tío diferente en Carolina del Norte.

Jackson recibió educación esporádica en la "vieja escuela de campo".7​ En 1781 trabajó por un tiempo en un taller de fabricación de sillines.8​ Después llegaría a ser maestro y estudió Derecho en Salisbury (Carolina del Norte). En 1787 aprobó su examen de abogacía y se mudó a Jonesborough (Tennessee) a lo que era en ese entonces el distrito occidental de Carolina del Norte. Esta área después llegó a ser conocida como el territorio del Suroeste y posteriormente llegó a ser el estado de Tennessee.

Durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, Jackson, a la edad de 13 años, ayudaba informalmente a la milicia local como mensajero.9​ Su hermano mayor, Hugh, murió por un golpe de calor en el curso de la Batalla de Stono Ferry el 20 de junio de 1779. Andrew y su hermano Robert fueron capturados por los ingleses y encarcelados. Llegaron cerca de la muerte por inanición mientras estaban capturados. Cuando Andrew rehusó limpiar las botas de un oficial británico, el oficial rajó al joven con una espada, dejándole cicatrices en su mano izquierda y en la cabeza, razón por la que odiaba intensamente a los ingleses.10​ Mientras estuvieron encarcelados, los hermanos también contrajeron la viruela.

Robert Jackson murió por las secuelas del maltrato el 27 de abril de 1781, unos días después de que la madre de los dos muchachos pudo pagar su libertad. Después de haberse asegurado de la recuperación de Andrew, ella se ofreció como enfermera voluntaria para los prisioneros de guerra en dos barcos mantenidos en el puerto de Charleston, donde se estaba produciendo un brote de cólera. En noviembre de 1781 ella murió de la enfermedad y fue enterrada en una fosa común. Andrew había quedado huérfano a la edad de 14 años.11​ Al haber muerto su madre y sus hermanos, el culpó a los ingleses por la pérdida de su familia.

Jackson comenzó su carrera de derecho en Jonesborough, en el noreste de Tennessee. Aunque su educación en Derecho fue débil, él conocía lo suficiente como para servir de abogado en lugares fronterizos. Ya que no venía de una familia distinguida, él tuvo que crear su reputación completamente solo. En poco tiempo llegó a disfrutar del éxito en el campo tumultuoso de la ley fronteriza. Mucho de su trabajo provino de disputas sobre propiedades o de casos de asalto. En 1788 fue nombrado fiscal del distrito occidental y mantuvo su puesto en esta área del territorio del Suroeste después de 1791.

Jackson fue elegido como delegado a la Convención constitucional de Tennessee en 1796. Cuando Tennessee llegó a ser estado ese mismo año, él fue elegido como uno de sus representantes. El siguiente año fue elegido al senado estadounidense por el partido Demócrata-Republicano pero renunció al año siguiente. (Regresó al senado en 1823 después de 24 años, 11 meses, y tres días de no formar parte del congreso, la segunda brecha de tiempo más larga de servicio al congreso.)​ En 1789 fue nombrado juez de la corte suprema de Tennessee, puesto que mantuvo hasta 1804.

En 1794, Jackson formó un negocio con John Overton "para el propósito de comprar tierras, al igual que esas tierras con y sin bordes militares". Abiertamente compraba y vendía tierras que habían sido reservadas por tratados para los Cherokee y los Chickasaw.14​ Al regresar de Florida, Jackson negoció la compra de las tierras de la Nación de Chickasaw en 1818 (algo que llegó a conocerse como La Compra de Jackson.) Fue uno de los tres inversores originales que fundaron la ciudad de Memphis, Tennessee, en 1819.

Un anuncio puesto por Andrew Jackson ofreciendo una recompensa de $50, más gastos, por el regreso de un mulato esclavo que había escapado de la hacienda de Jackson. Algo raro para su tiempo, el anuncio ofrecía diez dólares extra por cada 100 azotes que se le den, hasta 300 azotes.
Además de su carrera legal y política, Jackson prosperó como granjero, dueño de esclavos y comerciante. Construyó una casa y la primera tienda general en Gallatin (Tennessee) en 1803. El siguiente año adquirió Hermitage, una hacienda de 640 acres (2,58 km²) en el Condado de Davidson (Tennessee), cerca de Nashville. Más tarde le agregó otros 360 acres (1,46 km²) a la hacienda, la cual con el tiempo llegó a crecer hasta los 1.025 acres (4,25 km²). El producto principal de la hacienda era el algodón, el cual era cultivado por sus esclavos. Empezando con nueve esclavos, él pudo poseer hasta 44 para el año 1820 y después fue dueño de hasta 150 esclavos, posesión que lo convertía en un granjero rico. Durante su vida, se estima que Jackson fue dueño de hasta 300 esclavos.

Hombres, mujeres y niños esclavos eran mantenidos por Jackson en tres secciones de la hacienda.18​ Los esclavos vivían en unidades de familia extendida de entre 5 a 10 personas en cabañas hechas de ladrillo o troncos. El tamaño y calidad de esas viviendas excedía los estándares de la época. Para ayudar a sus esclavos en su sustento, además de darles raciones de comida, les suplementaba pistolas, cuchillos y equipos de pesca y caza.18​ A veces les pagaba a sus esclavos en dinero, con el cual ellos compraban en las tiendas locales. Aun así la hacienda Hermitage era una empresa de lucro y Jackson exigía la lealtad de sus esclavos. A este fin, permitía que sus esclavos fuesen azotados para incrementar la producción o si creía que algún esclavo había hecho alguna ofensa severa. Varias veces publicó anuncios sobre esclavos fugitivos. Para los estándares de la época, Jackson era considerado un dueño de esclavos bondadoso que proveía comida y techo para sus esclavos y que no prohibía a sus esclavas criar a sus hijos ni las separaba de ellos.

Durante la guerra de 1812, el jefe de la tribu Shawnee, Tecumseh pudo convencer a las tribus Creek del norte de Alabama y Georgia a atacar a los colonos anglosajones. Él pudo unificar las tribus del noroeste en contra de los estadounidenses, tratando de expulsarlos de las tierras de Ohio. Durante esos días, 400 colonos fueron masacrados en lo que llegó a conocerse como la Masacre de Fort Mims en el año 1813, una de las pocas ocasiones en que murieron un gran número de estadounidenses negros y blancos a manos de atacantes indios.20​ Esta acción fue la causa de una campaña militar en contra de los indios Creek. Como ocurrió al mismo tiempo que la guerra de 1812, esta campaña fue dirigida por Jackson quien, a su vez, dirigió fuerzas militares estadounidenses, la milicia de Tennessee, el ejército estadounidense regular, y guerreros Cherokee, Choctaw y Muscoges. Sam Houston y David Crockett pelearon bajo el mando de Jackson en esta campaña.

Jackson derrotó a los 'Palos Rojos' en la Batalla de Horseshoe Bend en 1814. Las fuerzas estadounidenses y sus aliados mataron a 800 guerreros de los 'Palos Rojos', pero le perdonaron la vida al jefe 'Águila Roja', un hombre de raza mestiza también conocido como William Weatherford. Después de la victoria, John Armstron Jr., el secretario de guerra del presidente James Madison ordenó al general mayor Thomas Pinckney a escribir el tratado de rendición en 1814.21​ Pinckney escribió términos moderados de rendición los cuales incluían una parte del territorio indio, la construcción de un fuerte militar, el arresto de las personas que crearon las hostilidades, y un acuerdo de no hacer comercio con otros países. Jackson se opuso al tratado. El quería ver a los Creek destruidos totalmente. Durante esos tiempos, Jackson fue ascendido al rango de General Mayor y se le dio el control de Séptimo Distrito Militar. Esta ascension reemplazó al anterior General Mayor, Thomas Flournoy. Jackson, ahora el general comandante, inmediatamente deshizo el tratado de Pinckney e impuso términos severos a sus enemigos Creek del norte y sus aliados Creek del sur y tomó 22 millones de acres (89,030 km²) de tierra de los Creek en lo que ahora son los estados de Georgia y Alabama.21​ Jackson también tomó tierra de indios que habían estado del lado de los estadounidenses. Jackson afirmó que los términos deberían de ser aceptados o las tribus serían expulsadas a Florida. El 9 de agosto de 1814, 35 ancianos indios firmaron el Tratado del Fuerte Jackson. Aun así, las facciones guerreras de la nación de los Creek y los Británicos nunca aceptaron formalmente el tratado.

La Batalla de Nueva Orleans. El general Andrew Jackson parado sobre sus defensas improvisadas, mientras sus tropas se defienden contra los británicos atacantes, por el pintor Edward Percy Moran en 1910.
El servicio de Jackson en la guerra de 1812 en contra de las fuerzas británicas se conoce por su éxito y valentía. Cuando las fuerzas armadas Británicas se dirigieron a Nueva Orleans, Jackson tomó el mando de las defensas, lo que incluía a milicias de varios estados occidentales y territorios. Era un comandante estricto pero gozaba de popularidad entre sus tropas. Decían que era igual de fuerte que la madera de nogal cuando estaba en el campo de batalla, así que adquirió el apodo de "Old Hickoy" (Viejo Nogal). En la batalla de Nueva Orleans el 8 de enero de 1815, los 5000 hombres de las tropas de Jackson derrotaron a los 7000 soldados británicos. Al terminar la batalla, los ingleses tenían 2037 víctimas de guerra: 291 muertos (incluyendo a 3 generales de alto rango), 1262 heridos, y 484 capturados o desaparecidos. Los estadounidenses tuvieron 71 víctimas de guerra: 13 muertos, 39 heridos, y 19 desaparecidos.

Jackson ordenó el arresto del juez de la corte distrital estadounidense Dominic A. Hall en marzo de 1815 después de que el juez firmara un recurso de exhibición (Hábeas corpus) a favor de un legislador de Louisiana que Jackson había arrestado.24​ Louis Louaillier había escrito un artículo anónimo en el periódico de Nueva Orleans en el cual se quejaba de la negación de Jackson de librar a la milicia estatal de sus puestos después de la partida de los ingleses.25​ Jackson había declarado que la ciudad entera ahora estaba bajo su control en vez de solamente su campo de soldados.26​ Después de arrestar un legislador de Louisiana, un juez federal, un abogado, y después de la intervención de Joshua Lewis, un juez estatal, quien estaba simultáneamente sirviendo bajo el mando de Jackson en la milicia, y quien también había firmado un recurso de exhibición en contra de Jackson, su comandante oficial, buscando así poner en libertad al juez Hall, Jackson se rindió.

Las autoridades civiles de Nueva Orleans tenían razón en temer a Jackson. Pero les fue mejor que a otros seis miembros de la milicia cuyas ejecuciones, ordenadas por Jackson, se conocerían después por medio de los Los Volantes de Ataúd durante su campaña de elección a la presidencia de 1828. Aun así, Jackson llegó a ser un héroe nacional por sus acciones en esta batalla y por sus acciones durante la guerra de 1812.28​ Por medio de una resolución del congreso el 27 de febrero de 1815, Jackson recibió las 'Gracias del Congreso' al igual que la medalla de oro congresional.29​ Alexis de Tocqueville, quien no estaba impresionado por Jackson, después comentó en Democracy in America (La democracia en América) que Jackson "[...] fue elevado a la presidencia, y ha sido mantenido allí, solamente por el recuerdo de una batalla que consiguió, veinte años atrás, bajo las murallas de Nueva Orleans".

Juicio de Robert Ambrister durante la guerra Seminola. Ambrister fue uno de dos sujetos británicos ejecutados por el General Jackson. (1848).
Jackson también sirvió en el ejército durante la primera guerra semínola. Fue ordenado por el presidente James Monroe en diciembre de 1817 el emprender una campaña en Georgia contra la tribu Seminola y los indios Creek. A Jackson también se le encargó asegurar que la Florida española no llegara a convertirse en refugio para esclavos huidos. Críticos después aseguraron que Jackson se excedió en sus órdenes en sus acciones de Florida. Sus directrices fueron "terminar el conflicto".31​ Jackson creía que la mejor manera de terminar el conflicto era tomar la Florida. Antes de partir, Jackson le escribió a Monroe, "Déjeseme significar, por cualquier medio [...] que la posesión de las Floridas sería deseable a los Estados Unidos, y que en sesenta días se cumplirá".

La tribu seminola atacó a los voluntarios de Jackson de Tennessee. Durante el ataque, los seminolas dejaron sus poblados vulnerables, algo de lo que se aprovechó Jackson, quien quemó sus casas y granjas. Encontró cartas que indicaban que los españoles y los británicos asistían secretamente a los indios. Jackson creía que los Estados Unidos nunca estaría seguro si España e Inglaterra seguían animando a los indios a atacar y argumentó que sus acciones se tomaron en defensa propia. Jackson capturó Pensacola, Florida, con nada más que tiros de amenaza, y depuso al gobernador español. Capturó y después juzgó y ejecutó a dos ciudadanos británicos, Robert Ambrister y Alexander Arbuthnot en lo que llegó a conocerse como El Incidente de Arbuthnot y Ambrister, quienes habían estado abasteciendo y aconsejando a los indios. Las acciones de Jackson atemorizaron a las tribus de los Seminolas y al esparcirse los rumores sobre él, llegó a ser conocido por "cuchillo afilado".

Las ejecuciones y la invasión de un territorio que le pertenecía a España, un país con el cual Estados Unidos no estaba peleando, crearon un incidente internacional. Muchos en la administración de Monroe pidieron que se censurara a Jackson. El secretario de estado, John Quincy Adams, un adoptador temprano de la creencia en el destino Manifiesto, defendió a Jackson. Cuando el ministro español exigió un castigo adecuado para Jackson, Adams le escribió de vuelta, "España debe inmediatamente [decidir] de poner una fuerza [militar] en Florida adecuada para la protección de su territorio [...] o cederla a los Estados Unidos como provincia, de la cual ella retenga nada más que las mínimas posesiones, pero que es, de hecho [...] un puesto de molestia para ellos".33​ Adams usó la conquista de Jackson, y la debilidad de los españoles, como herramientas para hacer que España ceda el territorio a los Estados Unidos en el Tratado de Adams-Onís. Inmediatamente después, Jackson fue nombrado gobernador militar sobre Florida, puesto que mantuvo desde el 10 de marzo de 1821 al 31 de diciembre de 1821.

La legislatura de Tennessee nominó a Jackson para la presidencia en 1822. También lo eligió como senador estadounidense. Para el año 1824, el partido demócrata-republicano era el único partido nacional que funcionaba. Sus candidatos a la presidencia habían sido escogidos por un proceso informal conocido como la camarilla congresional para la nominación, pero esto había llegado a ser impopular. En 1824, la mayoría de los demócratas-republicanos en el congreso boicotearon la camarilla. Aquellos que atendieron apoyaban al secretario de la tesorería William H. Crawford para la presidencia y a Alberto Gallatin para la vicepresidencia. Una convención en Pennsylvania nominó a Jackson para la presidencia un mes después, afirmando que la camarillas irregulares ignoraban la voz del pueblo y eran una esperanza vana de que el pueblo estadounidense sean decepcionados a la creencia de que [Crawford] era el candidato democrático regular.34​ Gallatin criticó a Jackson como "un hombre honesto y el ídolo de los adoradores de la gloria militar, pero incapaz, de hábitos militares, y con una habitual indiferencia a las leyes y las provisiones constitucionales, todo impropio para la oficina [de presidente]".

Además de Jackson y Crawford, el secretario de estado John Quincy Adams y el presidente de la cámara de representantes Henry Clay también eran candidatos. Jackson recibió el número de votos mayor pero no la mayoría. Además, cuatro estados no contaban el voto mayor. Los votos del colegio electoral se dividieron por cuatro. Jackson también tenía la mayoría. Ya que ninguno de los candidatos alcanzó la mayoría requerida, la elección restó en la cámara de representantes, quienes escogieron a Adams. Los partidarios de Jackson denunciaron el resultado como un "Trato Corrupto" ya que Clay le dio el apoyo de su estado a Adams, quien entonces nombró a Clay secretario de estado. Ya que ninguno de los electores de Kentucky había votado por Adams, y Jackson había ganado el voto popular, algunos políticos de Kentucky criticaron a Clay por violar el deseo del pueblo por favores políticos. La derrota de Jackson destrozó sus credenciales políticas. Aun así, mucha gente se quedó con la idea de que el "hombre de la gente" había sido robado de su victoria por los 'burócratas corruptos del este".

Jackson denunció el "trato corrupto" que se hizo en 1824 y por los siguientes cuatro años dirigió una campaña para sacar a Adams de la Casa Blanca.36​ Renunció al senado en 1825 para ir tras la presidencia. Al llegar el tiempo, la legislatura de Tennessee de nuevo eligió a Andrew Jackson para la presidencia. Jackson atrajo al apoyo del vicepresidente de Adams, John C. Calhoun, al igual que el apoyo de Martin Van Buren y Thomas Ritchie. Van Buren y Ritchie antes apoyaban a Adams. Van Buren, con la ayuda de sus amigos en Philadelphia y Richmond, reavivaron muchas propuestas del partido republicano y decidieron renombrar al partido como el Partido demócrata. Organizaron al partido para una larga durabilidad.37​ En 1828, Jackson y su equipo derrotaron fácilmente a Adams en la elección presidencial.

Durante la elección, los oponentes de Jackson lo odiaban tanto, que públicamente lo llamaban "jackass", un término denigrante en inglés que significa burro. En vez de ofenderse, el nombre le causó gracia a Jackson, así que decidió usar la imagen de un burro como representación de su nuevo partido. Esta imagen se hizo popular por un tiempo pero después cayó en el olvido. No fue hasta cuando salió una caricatura por el famoso Thomas Nast que el burro llegó a asociarse permanentemente con el partido demócrata.

La campaña llegó a ser una disputa personal entre Adams y Jackson. Como era la costumbre de la época, ninguno de los candidatos hizo campaña personalmente, pero sus partidarios en diversos estados organizaban convenciones, manifestaciones y asambleas en apoyo de su candidato preferido. Además de eventos, también escribían mucho en contra de los candidatos contrarios en los periódicos. La elección cayo en un punto bajo cuando los partidarios de Adams acusaron a la esposa de Jackson de bígama.39​ Aunque la acusación era acertada, la mayoría de los ataques en contra de Jackson eran sobre cosas que habían pasado hacía muchos años (1791-1794). La respuesta de Jackson fue que perdonaría a las personas que habían hablado en contra de él, pero que nunca perdonaría a las personas que habían hablado en contra de su esposa. Rachel murió repentinamente el 22 de diciembre de 1828, antes de la investidura de Jackson y fue enterrada la noche antes de Navidad. Jackson culpó a los partidarios de Adams por su muerte. "Que Dios Todopoderoso perdone a sus asesinos", dijo en su funeral, "porque yo nunca lo haré".

El nombre de Jackson se ha ligado al tipo de gobierno que ejerció, lo que se conoce como la democracia jacksoniana.​ La democracia jacksoniana se define como el tipo de democracia que representa los intereses del pueblo común en vez de los intereses de un electorado específico, como era el caso hasta entonces cuando solamente podían votar hombres blancos terratenientes. Aun así, aunque el voto incluía ahora a más personas, estaba restringido sólo a hombres blancos. Esta inclusión, que se conoce en la política estadounidense como la "Era de Jackson", afectó el estado de los partidos políticos de manera que desde ese entonces en adelante, solamente se podía contar con dos delegados de dos partidos políticos. La presidencia de Jackson siguió el modelo de la presidencia de Thomas Jefferson y abogaba por los valores de la generación revolucionaria. La presidencia de Jackson también se destacó por el tono de alta moral y al provenir de una sociedad agraria, las simpatías de Jackson estaban con los granjeros y la restricción del gobierno estatal y federal.​ Jackson temía que los intereses de los banqueros y de los negocios llegarían a corromper los valores de la república. Cuando Carolina del sur se opuso a la ley de tarifas y amenazó con separarse de la unión de estados, Jackson defendió tajantemente la postura del gobierno federal y en contra de la secesión.

Jackson creía que la autoridad del presidente provenía del pueblo y que el oficio de la presidencia no se debería apegar a algún partido político. Por esta razón, Jackson no escogió solamente a personas de su partido para su gabinete, sino que escogió a las personas que el creía estaban mejor capacitadas para el trabajo o personas que tenían experiencia con negocios pero que el sentía que podía controlarlos.42​ Jackson escogió a Martin Van Buren como secretario de estado, a John Eaton como secretario de guerra, Samuel Ingham como Secretario de la Tesorería, John Branch como secretario de la armada, John Berrien como Fiscal general, y William T. Barry como director general de correos. Las primeras nominaciones de Jackson para su gabinete no llegaron a ser debido a peleas amargas partidistas además de chismes entre Eaton, Martin van Buren, y John C. Calhoun.​ Para la primavera de 1831, sólo quedaba Barry mientras que el resto del gabinete había sido despedido.​ Las siguientes nominaciones de Jackson trabajaron mejor entre si.




John Quincy Adams (11 de julio de 1767 – 23 de febrero de 1848) fue un diplomático y político estadounidense que llegó a ser el sexto presidente de los Estados Unidos (1825-1829). Fue miembro del Partido Federalista, del Partido Demócrata-Republicano, del Partido Nacional-Republicano y, más tarde, del Partido Anti-Masónico y del Partido Whig.

Adams fue hijo del segundo presidente de EE. UU., John Adams y de su esposa Abigail Adams. Fue diplomático y estuvo implicado en numerosas negociaciones internacionales. Además, como Secretario de Estado, participó en la creación de la Doctrina Monroe. Cuando fue presidente emprendió un programa de modernización y desarrollo de la educación, que fue bloqueado por el Congreso. Adams no consiguió la reelección en 1828, al perder contra Andrew Jackson.

Adams, después de dejar el cargo, fue elegido para la Cámara de Representantes por Massachusetts; ha sido el único presidente en hacerlo, siendo miembro de la Cámara los últimos 17 años de su vida. En la Cámara de Representantes se convirtió en un líder abolicionista, e incluso llegó a afirmar que, en caso de que estallara una guerra civil, el presidente podría abolir la esclavitud por medio de sus poderes de guerra (un derecho del presidente recogido en la Constitución); tal y como hizo Abraham Lincoln en 1863 durante la Guerra de Secesión con la Proclamación de Emancipación.

Adams, hijo de Abigail Adams y John Adams, nació en la ciudad de Braintree, conocida actualmente como Quincy (no en su honor sino en el de Josiah Quincy, su abuelo materno). La casa donde nació John Quincy Adams, que forma parte en la actualidad del Adams National Historical Park, permanece abierta al público. Está muy cerca de Abigail Adams Cairn, el lugar donde Adams presenció la batalla de Bunker Hill cuando tenía siete años.

Adams tuvo noticias por primera vez de la Declaración de Independencia por las cartas que su padre escribió a su madre desde el Segundo Congreso Continental en Filadelfia.

Adams pasó buena parte de su juventud acompañando a su padre por el extranjero que fue embajador en Francia desde 1778 hasta 1779, y de los Países Bajos de 1780 a 1782.

Durante casi tres años, acompañó a Francis Dana como secretario en su misión a San Petersburgo, para que reconocieran al nuevo país. También pasó una temporada en Finlandia, Suecia y Dinamarca, y en 1804 publicó un diario de viaje sobre Silesia.

Durante esos años en el extranjero, Adams consiguió dominar el francés y el holandés; también se familiarizó con el alemán y otras lenguas europeas. En 1788 se graduó en el Harvard College (la Adams House del Harvard College fue llamada así en honor de Adams y su padre). De 1787 a 1789 estuvo de aprendiz de abogado con Theophilus Parsons en Newburyport, Massachusetts. Fue admitido en el colegio de abogados en 1791 y empezó a ejercer de abogado en Boston.

George Washington nombró a Adams embajador para los Países Bajos en 1794 y para Portugal en 1796. Cuando su padre se convirtió en presidente, lo designó embajador para Prusia, a petición de Washington. Adams continuó en el puesto hasta 1801 y, en el ejercicio del mismo, contrajo matrimonio en Londres con Louisa Catherine Johnson, la hija de un comerciante norteamericano. Durante casi dos siglos Adams fue el único presidente cuya esposa nació en el extranjero, hasta Donald Trump.

Adams regresó a Quincy en 1801. Durante este periodo residió en la Old House, en la actualidad un museo. Comenzó su carrera política en las elecciones de 1802, cuando intentó, sin éxito, conseguir un puesto en la Cámara de Representantes como federalista. Sin embargo, fue elegido senador por Massachusetts ese mismo año.

Poco después, la Corte General de Massachusetts eligió a Adams para el Senado como federalista, en el que estuvo desde 1803 a 1808. En ese último año, rompió con los Federalistas, abandonó su puesto en el Senado, y se unió a los Demócratas-Republicanos.

Estuvo de embajador varios años más por diferentes países de Europa. En 1814 participó en el Tratado de Gante, como representante de EE. UU.

De 1817 a 1825 fue Secretario de Estado en el gobierno de James Monroe. Durante ese periodo jugó un papel decisivo en la adquisición de Florida. Normalmente sus puntos de vista coincidían con los de Monroe. En calidad de Secretario de Estado negoció el Tratado de Adams-Onís (o Tratado de Transcontinentalidad) y redactó la Doctrina Monroe, que prevenía a los estados europeos de intervenir en América: el famoso «América para los americanos».

Adams concurrió a las elecciones presidenciales de 1824 con otros tres candidatos: el Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos Henry Clay de Kentucky, el Secretario del Tesoro William H. Crawford de Georgia, y el Senador Andrew Jackson de Tennessee. Después de que Crawford sufriera un ictus, no hubo un claro favorito.

Cuando se celebró la elección el día 9 de noviembre de 1824, Jackson obtuvo 151.363 votos (otras fuentes hablan de hasta 153.544 votos) que representaban un 41,36% de los votos populares; mientras que Adams obtuvo entre 108.740 y/o 113.142 votos (alrededor de un 30,92% del voto popular); Clay llegó de tercero en el sufragio popular con 47.545 votos o 47.136 (12,99% del voto popular); y Crawford fue el menos votado con 41.032 votos o 46.618 (11,21% de ese sufragio popular). Otros 6.616 votos populares (1,81%) fueron para nominados a Electores demócratas-republicanos no comprometidos previamente con ningún candidato presidencial; y 6.230 votos populares (1,70%) a otras opciones.1​2​

Sin embargo, en el Colegio Electoral las cosas fueron algo diferentes: Jackson tenía 99 Electores, Adams 84, Crawford 41, y Clay 37. Como ninguno tenía mayoría absoluta en ese colegio electoral, a tenor de la 12ª enmienda, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos debía elegir entre los tres candidatos más votados: Jackson, Adams y Crawford. En la Cámara los congresistas de cada Estado debían decidir a que candidato darle el voto de su Estado respectivo, ya que de acuerdo a la Constitución en la elección cada Estado tenía un voto; y una vez tomada la decisión por la mayoría de la delegación congresional del Estado su voto iba para el candidato escogido. Clay, aunque había quedado en cuarta posición y, por tanto, no optaba a ser elegido, tenía mucho poder como Presidente de la Cámara. Crawford, puesto que sufrió un ictus en 1823, no tenía posibilidades reales de ser elegido.

Clay, que odiaba a Jackson y compartía la posición de Adams en cuanto a política arancelaria y de obras públicas, convenció a la Cámara para que votara por Adams, siendo éste elegido el 9 de febrero de 1825 en la primera votación con el apoyo de 13 estados contra 7 que apoyaron a Jackson y 4 a Crawford. La victoria de Adams sorprendió a Jackson, que había ganado en voto electoral y popular, y esperaba ser elegido presidente. Cuando Adams nombró a Clay Secretario de Estado –el puesto que ocuparon sus tres predecesores antes de llegar a la presidencia– los demócratas partidarios de Jackson se sintieron ultrajados. Esta disputa fue siempre una carga durante el mandato de Adams y contribuyó sobremanera a la derrota de Adams en las elecciones de 1828, en la que, esta vez sí, Jackson se hizo con la presidencia.

Adams, que fue el sexto presidente de Estados Unidos, estuvo en el cargo desde el 4 de marzo de 1825 hasta el 3 de marzo de 1829. Juró su cargo sobre un libro de leyes, en lugar de hacerlo sobre la Biblia, como era habitual.

Durante su mandato, trabajó en el desarrollo del Sistema Americano, que consistía en la aplicación de altos aranceles para promover el desarrollo interno como la construcción de carreteras, y un banco nacional para fomentar la iniciativa productiva y crear una divisa nacional. En su primer discurso anual en el Congreso, Adams presentó un ambicioso programa de modernización que incluía carreteras, canales, una universidad nacional, un observatorio astronómico, entre otras iniciativas. El apoyo a sus propuestas fue limitado, incluso en su partido. Buena parte de sus iniciativas en el Congreso se encontraron con la oposición de los partidarios de Jackson, que todavía se sentían indignados.

No obstante, algunas de sus propuestas si que fueron aceptadas, a saber, la ampliación de la carretera de Cumberland a Ohio con vistas a una futura ampliación a St. Louis; el comienzo del Canal Chesapeake y Ohio; la conexión de los Grandes Lagos con el río Ohio en Ohio e Indiana; y la ampliación y reconstrucción del Canal Dismal Swamp en Carolina del Norte.

Uno de los asuntos que dividieron a la Administración fue la aplicación de los aranceles proteccionistas. Henry Clay los apoyaba, pero no lo hacía el Vicepresidente, John C. Calhoun. La posición de Adams no se conocía, porque su electorado estaba dividido. Cuando Adams perdió el control del Congreso en 1827, la situación se volvió más complicada si cabe. La firma de la Ley de los Aranceles de 1828, le granjeó una gran impopularidad, básicamente en el Sur.


Canal Chesapeake y Ohio en Swain's Lock.
Adams y Clay fundaron un nuevo partido, el Partido Nacional-Republicano, que no llegó a tener mucho éxito. En las elecciones de 1827, Adams y sus partidarios perdieron el control del Congreso. El senador por Nueva York Martin Van Buren, futuro presidente y partidario de Jackson, se convirtió en uno de los líderes del Senado.

Muchas de las dificultades a las que se enfrentó Adams fueron debidas a su oposición a sustituir a los miembros de la Administración que apoyaban a Jackson, porque opinaba que solo la incompetencia era motivo de sustitución. Por ejemplo, John McLean, su Postmaster General (el encargado del sistema postal), continuó en el cargo a pesar de que usaba su influencia para ganarse el favor de los partidarios de Jackson. En cambio, el gobierno de Jackson fue el principio del conocido como spoils system, una expresión inglesa que describe la práctica por la cual los partidos políticos del gobierno distribuyen a sus propios miembros y simpatizantes cargos institucionales y posiciones de poder.

Otro golpe a la presidencia de Adams fue su generosa política con los Nativos Americanos. Los colonos que estaban instalados en la frontera clamaban por una política más expansionista. Cuando el Gobierno Federal quiso imponer su autoridad en beneficio de los Cherokees, el gobernador de Georgia se levantó en armas. Este hecho hizo presagiar la futura secesión de los estados del Sur durante la Guerra Civil. Adams definió su política interior como continuista de la política de Monroe. Por otra parte, años después Andrew Jackson y Martin Van Buren iniciaron la política de traslado de los Indios al oeste.

Política exterior[editar]
Adams, en su época de Secretario de Estado, es considerado como uno de los mejores diplomáticos de la historia de EE. UU., llegando a ser incluso uno de los creadores de la Doctrina Monroe. Sin embargo, durante su mandato presidencial, Adams no consiguió grandes logros en política exterior; la oposición a la que se tuvo que enfrentar en el Congreso motivó que esto no llegara a ocurrir.

Entre los pocos éxitos diplomáticos durante su mandato podemos incluir tratados de reciprocidad con numerosos estados, entre los que se incluyen Dinamarca, México, la Liga Hanseática, los países escandinavos, Prusia y Austria. Sin embargo, gracias a los éxitos cosechados cuando era Secretario de Estado, la mayor parte de los problemas a los que se hubiera tenido que enfrentar siendo presidente ya habían sido resueltos años antes por él mismo.

John Quincy Adams dejó el cargo el 4 de marzo de 1829, tras perder las elecciones en 1828. Adams no acudió a la investidura de su sucesor, Andrew Jackson, que lo había desairado públicamente al no hacer la tradicional «llamada de cortesía» al Presidente saliente. Adams se convirtió en uno de los tres presidentes que decidieron no acudir a la investidura de su sucesor; los otros fueron su padre y Andrew Johnson.

Tras la investidura de Adams en 1825, Jackson renunció a su puesto en el Senado. Durante cuatro años trabajó duro, junto a sus partidarios en el Congreso, para derrotar a Adams en las Elecciones Presidenciales de 1828. La campaña estuvo basada en lo personal, y a pesar de que ninguno de los candidatos hizo campaña personalmente, sus partidarios sí que lo hicieron. El momento más duro de la campaña llegó cuando la prensa acusó a la mujer de Jackson, Rachel, de bigamia. Ella murió unas semanas después de las elecciones. Jackson declaró que perdonaría a los que le insultaron, pero que nunca lograría perdonar a los que calumniaron a su esposa.

Adams perdió las elecciones por un margen decisivo; ganó en los mismos estados que su padre en las elecciones de 1800: los estados de Nueva Inglaterra, Nueva Jersey y Delaware. Jackson venció en el resto excepto Nueva York y Maryland, que dieron sus votos electorales a Adams.

Adams no se retiró tras dejar el cargo, sino que se presentó por los Nacionales-Republicanos al Congreso, siendo elegido en las elecciones de 1830. Fue el primer Presidente en ser elegido para el Congreso después de su mandato. Resultó elegido en ocho ocasiones, ocupando su puesto de congresista durante 17 años, desde 1831 hasta su muerte.

En el Congreso, fue presidente del Comité de Manufacturas, el Comité de Asuntos Indios y el Comité de Asuntos Exteriores. Se convirtió además en uno de los líderes abolicionistas del Congreso. Durante los años 1836-1837, Adams presentó numerosas peticiones al Congreso para la abolición de la esclavitud y el comercio de esclavos en el Distrito de Columbia y en todo el país. La Gag_Rule evitó que se discutiera el asunto de la esclavitud desde 1836 hasta 1844, pero Adams, con frecuencia, la ignoraba.

En 1834 intentó sin éxito convertirse en Gobernador de Massachusetts por el Partido Antimasónico, perdiendo frente a John Davis.

En 1841 formó parte de la defensa en el caso de Estados Unidos contra los africanos de El Amistad en el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Argumentó con éxito que los africanos, que se habían hecho con el control de un barco español en el que estaban siendo transportados ilegalmente como esclavos, deberían ser considerados libres, y no deportados a Cuba (todavía bajo control español). A tenor del sucesor de Andrew Jackson, Martin Van Buren, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos argumentaba que los africanos debían ser deportados por amotinarse y por haber asesinado a los oficiales del barco. Adams les consiguió la libertad, con el derecho a quedarse en EE. UU. o a regresar a África. Adams arguyó como causa principal que EE. UU. había prohibido el comercio internacional de esclavos, a pesar de que si estaba permitido dentro del país.

Muerte[editar]
Mientras se preparaba para dirigirse a la Cámara de Representantes el 21 de febrero de 1848, se desmayó tras haber sufrido una hemorragia cerebral. Dos días después, el 23 de febrero, murió en el edificio del Capitolio, en Washington D.C. Sus últimas palabras fueron las siguientes: «This is the last of Earth. I am happy». (Esto es lo último de la Tierra. Estoy feliz).

Fue enterrado en el panteón familiar en Quincy. Tras la muerte de su esposa, su hijo lo enterró junto a ella en el panteón familiar de la United First Parish Church. Sus padres también están enterrados allí.

John Quincy Adams y Louisa Catherine (Johnson) Adams tuvieron tres hijos y una hija. Louisa nació en 1811, pero murió un año después mientras la familia estaba en Rusia. A su primer hijo lo llamaron George Washington Adams, en honor del primer presidente. Tanto George como su segundo hijo, John (1803-1834), tuvieron vidas muy turbulentas y murieron a edades tempranas.

El hijo menor, Charles Francis Adams, siguió la carrera diplomática y política de su padre. En 1870 Charles Francis construyó la primera biblioteca presidencial de los Estados Unidos, en honor a su padre. La Stone Library incluye cerca de 14.000 libros escritos en 12 idiomas. La biblioteca se encuentra en la «Old House» en el Adams National Historical Park de Quincy, Massachusetts.

La actriz Mary Kay Adams es descendiente de John Quincy Adams.

John Adams y John Quincy Adams fueron los primeros padre e hijo que llegaron a la presidencia (los otros fueron George H. W. Bush y George W. Bush), ambos fueron presidentes únicamente durante un mandato.




James Monroe nació el 28 de abril de 1758, en una zona boscosa del condado de Westmoreland, Virginia. El sitio está marcado y está a una milla de lo que hoy se conoce como Salón de Monroe, Virginia. Fue hijo de Spence Monroe (1719-1774) y de Vannesa Jones Monroe, proveniente de una familia de clase baja, quienes se casaron en 1752. Su bisabuelo paterno emigró a Estados Unidos desde Escocia en el siglo XVII. Monroe nació en este seno el 28 de abril de 1758 y se educó en la Academia Campbelltown, escuela regida por el Reverendo Archibald Campbell, de Washington Parish, entre los 11 y los 16 años. En 1774 continuó sus estudios en el College of William and Mary, también en Virginia, si bien los abandonó para unirse al Ejército Continental. Entre 1780 y 1783, prosigió sus estudios de Derecho con Thomas Jefferson

Sirvió con distinción en la Batalla de Trenton, donde fue herido de bala en su hombro izquierdo. Después de su servicio de armas en la guerra, ejerció la abogacía en la ciudad de Fredericksburg, una de las principales del estado de Virginia. Fue durante aquel periodo cuando contrajo matrimonio con la joven Elizabeth Kortright el 16 de febrero de 1786 en Nueva York.

Un periódico de Boston denominó su etapa de gobierno como la era de los buenos sentimientos, donde todo el mundo estaba en paz y los esfuerzos se centraban en el progreso económico. No duraría demasiado ya que la expansión hacia el oeste reabrió el debate entre estados esclavistas y abolicionistas. También la revolución industrial provocaría, sobre todo en las ciudades de la Costa Este, nuevas tensiones sociales de clases, producidas por el rápido crecimiento de los barrios de clase obrera. En toda su etapa de gobierno, Monroe, rompiendo con la tendencia federalista, trató de defender un país donde el estado era lo menos intervencionista posible.

La esclavitud, propia de los estados del sur, fue una institución muy ligada a la producción de algodón. Hasta los más moralistas del norte dulcificaban sus discursos por ser conscientes de la importancia del algodón en las exportaciones del estado. El algodón abastecía a los mercados europeos y cubrió el hueco que dejó el tabaco. Eli Whitney desarrolló un nuevo ingenio agrario denominado la desmotadora.

El Compromiso de Missouri en 1820 delimitó la línea geográfica que dividía los estados esclavistas de los abolicionistas. El problema surgió con la incorporación de nuevos estados en el Oeste, cuya determinación en torno a la adopción de la esclavitud podía alterar el equilibrio político en la Unión. Misuri fue aceptado como estado esclavista, a cambio de crear el estado de Maine para mantener la igualdad en el senado. Pero se fijaba el paralelo 36º 30´al Norte del cual quedaba prohibida la esclavitud.

Entre 1817 y 1818 Andrew Jackson, pretextando la ocupación de la isla de Amelia por piratas y los ataques de los seminolas contra Georgia invadió la Florida; España, envuelta en el proceso de emancipación americana, fue incapaz de defender su posesión y en 1819 prefirió ceder dicho territorio a cambio de cancelar las deudas que ciudadanos españoles tenían con comerciantes estadounidenses por un valor de cinco millones de dólares. La adquisición de la Florida terminaba de cerrar la fachada atlántica de la Unión.

Reconocimiento de las repúblicas hispanoamericanas[editar]
En 1822 el Presidente Monroe llegó a la conclusión de que España no podría recuperar sus colonias americanas, y el 8 de marzo, envió un mensaje al Congreso pidiendo la asignación de fondos para el envío de Ministros Plenipotenciarios a las repúblicas de Chile, La Plata (actual Argentina), Gran Colombia, Perú y México. España protestó, pero el Congreso aprobó la ley de asignaciones y el presidente Monroe la firmó el 4 de mayo de 1822.

La Doctrina Monroe sintetizada en la frase “América para los americanos”, fue elaborada por John Quincy Adams y fue atribuida a Monroe. James Monroe propuso la "doctrina" en donde se dirigía a los europeos con intención de que ninguno de los países de ese continente interfiriera en América. "América para los americanos", significaba que Europa no podía invadir ni tener colonias en el continente. Como se estaba dando el proceso de Imperialismo tras la derrota de Napoleón en Waterloo, la doctrina deducía que las potencias europeas se ocuparan de Asia y África pero que América les pertenecía a los americanos, aunque dada la ambigüedad de este gentilicio, podría ser una defensa a las independencias de Hispanoamérica para que pudieran tener gobierno propio, o la exclusividad del dominio del Continente Americano a los nacientes Estados Unidos de América.

Esta doctrina no ha sido en realidad muy efectiva debido a las múltiples intervenciones europeas posteriores en suelo americano, como por ejemplo la toma en 1833 de las islas Malvinas por los ingleses, la ocupación española de la República Dominicana entre 1861 y 1865, el bloqueo de barcos franceses a los puertos argentinos entre 1839 y 1850, el establecimiento de Inglaterra en la costa de la Mosquitia (Nicaragua), la invasión de México por las tropas francesas y la imposición de Maximiliano de Austria como emperador, la ocupación de la Guayana Esequiba por los ingleses y el bloqueo naval de Venezuela por Alemania, Inglaterra e Italia entre 1902 y 1903, además de las diversas colonias en el Caribe que aún conservan los gobiernos europeos tales como las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Turcas y Caicos, las islas de Aruba, Bonaire, Curazao, San Martín, Saba y San Eustaquio bajo la corona holandesa, la Guayana Francesa y Guadalupe que son departamentos franceses de ultramar que incluyen otras islas menores e islotes de posesión francesa como lo son Martinica y San Pedro y Miquelón. Igualmente hay que mencionar el caso de Groenlandia, tercer país más grande de América del Norte, que aún permanece como colonia de Dinamarca.

Cabe destacar en este mismo orden de ideas que aún existen países de la Commonwealth que es un remanente colonial del Imperio Británico como lo son Canadá y las diversas islas caribeñas que son conocidas como las Indias Occidentales Británicas (British West Indies en inglés) que incluyen además a otras regiones continentales como Belice y Guyana.




Madison tenía 43 años cuando se casó por primera vez, lo que se consideraba muy tarde en la época. El 15 de septiembre de 1794, James Madison se casó con Dolley Payne Todd, una viuda de 26 años, en Harewood, West Virginia, lugar que se conoce actualmente como el Condado de Jefferson.1​ Madison nunca tuvo hijos pero si adoptó al hijo de Dolley de su primer matrimonio, John Payne Todd, después del enlace.

Dolley Payne nació el 20 de mayo de 1768 en el asentamiento de 'New Garden' habitado por cuáqueros en Carolina del Norte donde sus padres, John Payne y Mary Coles Payne, vivieron brevemente. La hermana de Dolley, Lucy Payne, se había casado recientemente con George Steptoe Washington, un familiar del presidente Washington. Como miembro del congreso, Madison indudablemente conoció a la viuda Todd en sus funciones sociales en Filadelfia, la capital de la nación en ese entonces. Ella había vivido allí con su esposo ya fallecido. En mayo de 1794, Madison le pidió a un amigo mutuo, Aaron Burr, el concertar una cita con Dolley. En agosto, Dolley aceptó su propuesta de matrimonio. Al casarse con Madison, un solterón que no era cuáquero, Dolley fue expulsada de su religión, la Sociedad de Amigos, que desaprobaba el matrimonio con miembros de otras confesiones cristianas.

Se conocía que los dos mantenían un matrimonio feliz. Dolley Madison usó sus habilidades sociales cuando los dos vivieron en Washington, mientras James era el secretario de estado. Cuando la Casa Blanca estaba siendo construida, Dolley aconsejó en cuanto al decoro y presidencia en las funciones ceremoniales para el presidente Jefferson, un viudo y amigo de los dos. Cuando James llegó a ser presidente, Dolley usó su posición como esposa del presidente para avanzar la agenda de su esposo, creando así la posición de primera dama. Muchos consideran que fue ella la razón por la que James era tan popular.

El padre de James murió en 1801 a la edad de 78 años. Madison heredó la gran hacienda en Montpelier y otros valores en cartera, además de los 108 esclavos de su padre. Él había estado manejando las propiedades paternas desde 1780.5

Cuando su novio Thomas Jefferson fue investido como presidente en 1801, lo nombró como su secretario de estado. Al comienzo de su término, Madison era parte de un caso en la corte suprema, el Marbury vs. Madison (1803) en el que se disputaba cuanto poder tendría cualquier revisión judicial, algo que había molestado a los partidarios de Jefferson ya que estos no querían una rama judicial federal con tanto poder. A Jefferson se le había dificultado el mantenerse neutral durante las guerras de Napoleón. Durante el mandato de Jefferson, gran parte de Europa estaba envuelta en alguna guerra empezando con Francia contra Austria. Después de la batalla de Austerlitz en 1805 cuando los franceses decisivamente derrotaron a los Habsburgos Austriacos, la guerra entonces se convirtió en una guerra entre Inglaterra y Francia.

Justo antes del comienzo de la presidencia de Jefferson, Napoleón tomó el control del directorio francés, departamento que había manejado mal las finanzas del país y era directamente responsable por la pérdida del ejército en su lucha por detener la rebelión de los esclavos en la colonia de Saint-Domingue (Haití). En 1802, Napoleón envió una tropa de 20,000 hombres a la isla para restablecer la esclavitud negra, ya que sus haciendas productoras de caña de azúcar habían sido la fuente más importante de dinero del país. Además de perder batallas, las tropas también fueron diezmadas por la fiebre amarilla. Al ver pérdidas mayores en el nuevo mundo, Napoleón no vio futuro alguno en el occidente, razón por la que vendió el territorio de Luisiana a Jefferson y Madison en 1803. Más tarde ese mismo año, las 7,000 tropas que quedaban en la isla fueron retiradas y en 1804, Haití declaró su independencia y llegó a ser la segunda república instaurada en el Nuevo Mundo.

Muchos contemporáneos, y después historiadores como Ron Chernow, ignoraron su punto de vista de que la constitución legalizaba solamente la "construcción estricta" y así tomaron ventaja de la oportunidad de comprar el territorio de Luisiana. Jefferson hubiera preferido haber tenido una enmienda a la constitución en la que se autorizaba la compra, pero aparte de no tener tiempo, notó que no era requisito hacerlo. El senado rápidamente ratificó el tratado que completaba la compra. Con la misma rapidez, la cámara de representantes también aprobó la compra.60​ Con las guerras napoleónicas todavía librándose en Europa, Madison trató de mantener a los Estados Unidos neutral e insistió en los derechos del país, bajo la ley internacional aplicada a estados neutrales.

Aun así, ni Londres ni París mostraron respeto a los Estados Unidos, razón por la que las relaciones entre los dos países se deterioró durante el segundo término de Jefferson. Después de su victoria en Austerlitz sobre sus enemigos en la Europa continental, Napoleón se tornó más agresivo y ordenó un embargo en contra de Inglaterra con el propósito de llevar a los ingleses el hambre, algo que llegó a arruinar a ambos países. Madison y Jefferson decidieron ordenar un embargo en contra de los dos países, aunque el embargo era en contra de todo país extranjero. El embargo falló en los Estados Unidos de la misma manera en la que falló en Francia al afectar económicamente a los puertos por todo la costa del este, puertos que dependían del comercio extranjero. En el noroeste, los federalistas combatieron el embargo y así encontraron popularidad entre el pueblo estadounidense. El embargo falló en ser renovado justo antes del término del mandato de Jefferson.

Cuando el segundo término de Jefferson finalizaba, se conocieron sus planes de jubilarse, así que el partido empezó a promover la idea de elegir a Madison como candidato a la presidencia en 1808. A ello se oponía el representante John Randolph, quien rompió lazos con Madison y Jefferson. La camarilla presidencial del partido demócrata-republicano estaba al cargo de escoger el candidato y resolvió elegir a James Madison en vez de a James Monroe.62​ Ya que el partido Federalista había perdido influencia fuera de Nueva Inglaterra, Madison derrotó fácilmente al federalista Charles Coteworth Pinckney.

Después de su investidura, Madison encontró la oposición inmediata al tratar de nombrar a Albert Gallatin como secretario de estado.64​ El líder de la oposición, William B. Giles, pudo forzar a Madison a que nombrara a Gallatin a la posición de Secretario de la tesorería, puesto que mantenía desde la anterior presidencia de Jefferson.64​ El talentoso suizo Gallatin era el consejero, planeador político, y confidente principal de Madison.64​ Madison nombró a Robert Smith, el secretario de la armada, al puesto de secretario de estado. Para el puesto de secretario de la armada, Madison nombró a Paul Hamilton.64​ El gabinete de Madison, un grupo de personas conocidas como de talento mediocre, fue escogido con el propósito de apaciguar a la oposición política.64​ Cuando Madison llegó a la presidencia en 1809, el gobierno federal tenía un superávit de $9,500,000. Para el año 1810, la deuda nacional bajó y los impuestos fueron reducidos.

Madison intentaba continuar las metas de Jefferson, particularmente deshacer el sistema e ideas que dejaron los presidentes federalistas previos Washington y Adams. Uno de los asuntos urgentes para Madison fue el Primer Banco de los Estados Unidos. El banco sería financiado hasta el año 1811. Aunque el secretario de finanzas urgía por la existencia del banco, el congreso no pudo reautorizarlo. Durante la guerra contra Gran Bretaña, el congreso se dio cuenta de que sin un banco nacional, era imposible financiar al ejército, así que el congreso aprobó un proyecto de ley en 1814, autorizando un segundo banco nacional. Madison vetó el proyecto.66​ En 1816 el congreso aprobó de nuevo un segundo banco nacional. Esta vez fue aprobado por Madison al haber experimentado la necesidad de uno.

Para el año 1809, el partido federalista carecía de apoyo aparte de algunos lugares al norte. Algunos miembros antiguos como John Quincy Adams, quien ahora servía como embajador de Madison en Rusia, habían entrado al partido republicano con Madison.69​ Aunque parecía que solo un partido estaba dominando la política americana, el partido republicano estaba dividido y su ruptura futura serviría como base para el sistema de partidos políticos estadounidense moderno. Particularmente, al ver que las hostilidades en contra de Gran Bretaña parecían ser inevitables, estas facciones tomaban posiciones en pro o en contra de la guerra.70​ La facción dominante estaba a favor de la guerra y eran dirigidos por el presidente de la cámara Henry Clay. Cuando finalmente estalló la guerra, fue dirigida por Clay igual que por Madison. Esto fue por estrategia, ya que Madison prefería la idea de pesos y contrapesos.

Napoleón había ganado una batalla importante, la batalla de Austerlitz en 1805 y en consecuencia, Europa mantuvo la paz los siguientes años. El congreso revocó el embargo de Jefferson poco antes del comienzo del mandato de Madison.71​ La nueva póliza del comercio estadounidense fue la de seguir el comercio con Inglaterra y Francia solamente si estos países eliminaban las restricciones de envío.72​ Los esfuerzos diplomáticos de Madison en abril de 1809 para convencer a Inglaterra de cancelar su guerra comercial, aunque habían comenzado bien, fueron rechazados por el secretario del extranjero inglés James Canning.73​ Para agosto de 1809 las relaciones diplomáticas se deterioraron aún más cuando el ministro David Erskine fue retirado y reemplazado por "el hombre hacha" Francis James Jackson. Madison se resistió a entrar a la guerra en oposición a las muchas llamadas para hacerlo.74​ En sus observaciones políticas de 1795, Madison escribió:

De todos los enemigos a la libertad publica, la guerra es, tal vez, la que ha de ser la más temida, ya que de ella se desprende y desarrolla el germen de toda otra. La guerra es la madre de los ejércitos; de allí salen las deudas y los impuestos; y los ejércitos, las deudas y los impuestos se conocen por tener a los muchos bajo el control de los pocos. En la guerra, también, el poder discrecional del ejecutivo es extendido; su influencia en repartir oficinas, honores, y beneficios se multiplica; y todos los medios de seducir a las mentes, se añaden a aquellos que dominan la fuerza, del pueblo. El mismo aspecto maligno del republicanismo se traza por la desigualdad de fortunas, las oportunidades para el fraude, crecientes de un estado de guerra, y en la degeneración de modales y morales comprometidos por los dos. Ninguna nación puede preservar la libertad en continuo estado de guerra.
Después que Jackson acusó a Madison de estar en duplicidad con Erskine, Madison ordenó destituir a Jackson del departamento del estado y ser regresado a Boston.76​ Durante su primer discurso del Estado de la Unión en noviembre de 1809, Madison le pidió al congreso sus consejos y alternativas concernientes a la crisis comercial entre Estados Unidos y Gran Bretaña y advirtió acerca de la posibilidad de que se abriera una guerra entre los dos países. Para la primavera de 1810, Madison específicamente le pidió al congreso más apropiaciones para incrementar el ejército y la armada en anticipación de una guerra.77​ Esto, junto a los efectos de la paz que disfrutaba Europa, ayudó a la economía estadounidense a crecer. Para el tiempo que Madison se preparaba para una reelección, la Guerra de la Independencia Española se extendió mientras que, al mismo tiempo, Napoleón invadió a Rusia, y el continente europeo nuevamente se vio envuelto en hostilidades.

Los Estados Unidos entraron en guerra contra Gran Bretaña en 1812, una guerra que era, en muchos aspectos, parte de las Guerras Napoleónicas. Napoleón comenzó su Bloqueo Continental con el intento de obligar a los otros países europeos a participar en su embargo contra Inglaterra. Aunque al principio tuvo éxito en hacer pasar hambre a Inglaterra, Portugal rehusó participar, lo que llevó a la guerra peninsular. Esto a su vez, causó que las colonias españolas de Sudamérica se descuidaran. Pronto, Inglaterra sería la fuerza más poderosa del Atlántico.

Al incrementar la presión en contra de Napoleón, Gran Bretaña también empezó a acosar barcos estadounidenses. Algunas tácticas de los ingleses inmediatamente enfurecieron a los Estados Unidos. Gran Bretaña usó su armada para prevenir el comercio estadounidense con los franceses. Estados unidos a su vez, vio esto como una violación de la ley internacional. La Marina Real Británica abordó las naves estadounidenses mientras estaban en alta mar para levar a sus marinos, al estar en necesidad de gente que trabajara en los barcos ingleses. Estados unidos consideraba esto una transgresión en contra de la soberanía estadounidense similar a una invasión por tierra.78​79​ Gran Bretaña también armó a las tribus indias en los territorios del noroeste y las encomiaba a atacar a los colonos aun después de haber cedido el territorio a los Estados Unidos en dos tratados separados de 1783 y 1794.

Los estadounidenses hacían la llamada para una "segunda guerra de independencia" para restaurar el honor y el poder del país.80​ El electorado furioso votó por congresistas cuyas posiciones eran favorables a la guerra como Henry Clay y John C. Calhoun. Madison le pidió al Congreso una declaración de guerra, la cual fue aprobada a lo largo de líneas partidarias. Los federalistas en el noreste del país se oponían intensamente a la guerra, al haber sufrido económicamente por el embargo de Jefferson contra los franceses.

Apresuradamente, Madison le pidió al congreso poner al país "en armadura y en la actitud demandada por la crisis" pidiendo el engradecimiento del ejército, preparaciones de milicias, terminar la construcción de la academia militar, el almacenamiento de munición, y la expansión de la armada.82​ Madison se enfrentaba a varios desafíos. Su gabinete estaba dividido, su partido político se fragmentaba, un congreso revoltoso, gobernadores obstruccionistas, generales incompetentes, y milicias que rehusaban pelear fuera de sus estados. Más grave que todo era la falta de apoyo unido. Había serias amenazas de desunión en Nueva Inglaterra ya que seguían pasando contrabando por la frontera con Canadá y no proveía finanzas para sus soldados.83​ Los problemas eran aún más serios debido a que Madison y Jefferson habían trabajado para desmantelar el sistema creado por Hamilton y los federalistas. Los dos habían reducido el tamaño del ejército, cerrado el banco estadounidense, y estrechado el sistema de impuestos. Desconfiaban de ejércitos activos, de bancos, y la desmantelacion del sistema de impuestos significaba que el gobierno no podía alquilar mercenarios. Para el tiempo que empezó la guerra, la fuerza militar de Madison consistía en milicias pobremente entrenadas.

El mando superior en el Departamento de Guerra probó ser incompetente o cobarde. El general en Detroit se rindió a una pequeña fuerza británica sin disparar una bala. En la tesorería nacional, Gallatin descubrió que seria imposible financiar la guerra, ya que el banco nacional fue cerrado y los banqueros del noreste rehusaban financiar una guerra. Madison entonces contempló invadir Canadá y tomar el territorio y así proveer del alimento que llegara de las Indias Occidentales, algo que sería útil al negociar la paz. Pero todos los esfuerzos de invasión fallaron. Las milicias o decidieron no pelear en la guerra o rehusaban salir de sus estados.84​ Los británicos armaron a los indios del noroeste, notablemente varias tribus aliadas con el jefe Shawnee, Tecumseh. Pero después de perder el control del lago Erie en 1813, se forzó a los ingleses a salir fuera del área. El general William Henry Harrison los alcanzó en la Batalla del Támesis donde pudo destruir las fuerzas inglesas e indias y además mató a Tecumseh, hecho que desmoralizó a las fuerzas indias de la región de los lagos permanentemente. Madison es el único presidente que comandó las tropas mientras todavía era presidente aunque perdió esa Batalla de Bladensburg.85​86​ Los Ingleses entonces invadieron la ciudad de Washington mientras Madison se retiraba con una milicia descorazonada. La esposa de Madison, Dolley, se quedó atrás y rescató ciertos artículos valiosos de la Casa Blanca, el Capitolio, y otros edificios, escapando justo antes de la entrada de los ingleses.

Para el año 1814, Andrew Jackson y William Henry Harrison destruyeron toda amenaza al sur y al oeste respectivamente. Como parte de los esfuerzos de guerra, se construyó un astillero para la armada estadounidense en Sackets Harbor, Nueva York, donde miles de hombres construyeron doce buques de guerra y tenían uno más casi terminado para el fin de la guerra. Para fines de 1814, Madison y su secretario de guerra James Monroe trataron, sin éxito, de llamar al servicio forzado en el ejército a 40,000 hombres.89​ El congresista anti-guerra Daniel Webster de New Hampshire criticó la propuesta enérgicamente,90​ razón por la que esta falló.

En una batalla famosa de tres horas en contra del buque HMS Java, el buque HMS Constitution fue apodado "Old Ironsides" (Viejo de los Costados de Hierro).91​ La flota estadounidense se enfrentó a la flota Inglesa en el lago Erie, aunque la flota Inglesa era superior en número y capacidad. Aun así la flota estadounidense la derrotó logrando capturar algunos buques y destruyendo los demás. El comandante Oliver Hazard Perry informó de su victoria con la simple frase "Hemos encontrado al enemigo, y ellos son nuestros."92​ Estados Unidos había construido la flota mercantil más grande del mundo aunque esta había sido reducida por Jefferson y Madison. Madison autorizó a ciertos barcos a ser corsarios durante el curso de la guerra. Armados, capturaron 1,800 barcos Británicos.


La valiente y exitosa defensa del fortín Mc. Henry, el cual defendía la entrada a la bahía de Baltimore, en contra de uno de los bombardeos más intensos de toda la historia (24 horas) inspiró el poema de Francis Scott Key "The Star Spangled Banner" (La Bandera Estrellada), poema que sirvió de base para el presente himno nacional estadounidense.94​ En Nueva Orleans, el general Andrew Jackson pudo juntar una fuerza compuesta de soldados estadounidenses, miembros de la milicia, fronteros, criollos, Indios, y piratas de Jean Lafitte. La batalla de Nueva Orleans tuvo lugar durante dos semanas después de que se escribieron los términos de paz pero no antes de su aprobación. Los defensores estadounidenses pudieron detener un ejército invasor británico y ganaron la batalla más importante de la guerra.95​ El Tratado de Gante terminó con la guerra en febrero de 1815, sin ningún cambio de territorio. Los estadounidenses sintieron que se había restaurado su honor en lo que llegó a conocerse como la "segunda guerra de independencia".96​ El 3 de marzo de 1815, el congreso estadounidense autorizó una campaña en contra de Argel y dos escuadrones de la armada se desplegaron en la región. La segunda guerra berberisca marcaría el fin definitivo de la piratería en esa región.

Para la mayoría de los estadounidenses, el hecho de que el incendio del capitolio, la batalla de Nueva Orleans, y el tratado de Gante pasaran en rápida sucesión, les dejó la impresión de que la batalla de Nueva Orleans forzó la rendición de los ingleses. Este punto de vista, aunque incorrecto, fue la razón para el sentimiento de celebración que perduró en el país durante la siguiente década. También ayudó explicar la significancia de la guerra aunque fuera estratégicamente inconclusa. Napoleón fue derrotado por última vez en la Batalla de Waterloo para el término del mandato de Madison, y al terminar las guerras napoleónicas, también terminó la guerra de 1812. Los últimos años de la presidencia de Madison se destacaron por el sentimiento de paz y prosperidad, era que llegó a conocerse como la "Era de los Buenos Sentimientos". La reputación de Madison también mejoró, y los estadounidenses finalmente sentían ser parte de un país con poder mundial.

Con la paz finalmente establecida, los estadounidenses sentían haberse asegurado sólidamente la independencia de Gran Bretaña. El partido federalista, quien había hecho el llamado a la secesión del país por la guerra en la Convención de Hartford, fue disuelta y desapareció de la política estadounidense. Con Europa finalmente en paz, la era de buenos sentimientos describió la prosperidad y el entorno político relativamente ecuánime. Algunas contenciones políticas perduraban como, por ejemplo, en 1816, dos tercios de los representantes en las cámaras del congreso perdieron su reelección al haberse votado un incremento en salario. Madison aprobó un banco nacional a nombre de Alexander Hamilton, un sistema de impuestos efectivo a base de tarifas, un ejército profesional permanente, y otras mejoras promovidas por Henry Clay bajo su sistema americano. En 1816, las pensiones de jubilación se ajustaron para incluir a viudas y huérfanos que fueron afectados por la guerra de 1812 a la mitad de pago.98​ Aun así, su última acción oficial fue un veto en contra de una ley propuesta para mejorar calles, puentes, y canales.

"Habiendo considerado el proyecto de ley [...] estoy obligado por la insuperable dificultad que siento en conciliar este proyecto de ley con la constitución de los Estados Unidos [...] los poderes legislativos establecidos al congreso se especifican [...] en la [...] constitución, y parece ser que los poderes que se propone emplear este proyecto de ley no son parte de los poderes enumerados [del congreso]."
Madison rechazó el punto de vista del congreso que la provisión del "Bienestar General" de la Causa de Impuestos y Gastos justificaban el proyecto de ley al decir:

"Este punto de vista de la constitución tendría el efecto de dar al congreso un poder general de legislación en vez del poder definido y limitado que hasta ahora les pertenece, los términos "defensa común y bienestar publico" adoptando cada objeto y acto dentro de la competencia de la confianza legislativa."
En vez de este proyecto de ley, Madison urgió una variedad de medidas que él creía que se "ejecutaban mejor bajo la autoridad federal" incluyendo apoyo general para aquellos canales y calles que "unirían mas las varias partes de nuestra confederación extendida".

James Wilkinson fue un comandante militar estadounidense controvertido, apuntado para ser gobernador del territorio de Luisiana por Thomas Jefferson en 1805.101​ Wilkinson habían sido encontrado envuelto en la conspiración de Aaron Burr para formar una nueva nación en el oeste y tomar oro español, pero fue exonerado en 1808.101​ Jefferson, decidió mantener a Wilkinson, un republicano, por razones políticas.

Cuando Madison llegó a ser presidente en 1809, nombró a Wilkinson al cargo de la parroquia de St. Bernard en la costa de Luisiana para proteger a los Estados Unidos de una posible invasión.102​ Wilkinson probó ser un general incompetente; muchos soldados se quejaban de su inefectividad: sus tiendas de campaña estaban en mal estado y muchos enfermaron de malaria, disentería y escorbuto; docenas morían diariamente.102​ Wilkinson ponía excusas y rehusaba mover las tropas a tierra más adentro, lejos de la costa pantanosa infestada de mosquitos.102​ Una investigación de dos años por el congreso quedó inconclusa, así que la decisión de mantenerlo o despedirlo llegó a restar sobre Madison.102​ Igual que Jefferson, Madison decidió mantenerlo por razones políticas, ya que Wilkinson tenía influencia sobre los republicanos del norte de Pennsilvania.102​103​ Al retener a Wilkinson, Madison y Jefferson se distinguieron por apoyar a los líderes del ejército por razones políticas en vez de por su competencia.102​103​ El historiador Robert Allan Rutland describe como el incidente dejó cicatrices sobre la reputación del departamento de guerra y dejó a Madison rodeado de miembros del ejército de alto rango incompetentes para el comienzo de la guerra de 1812.102​ Al perder dos batallas en contra de los Británicos, Madison finalmente despidió a Wilkinson de su servicio militar activo.

Al inicio de su mandato el 4 de marzo de 1809, James Madison, en su primer discurso de investidura, afirmó que era responsabilidad del gobierno federal convertir a los indios americanos por medio de "su participación en los mejoramientos de los que la mente humana y los modales se comportan en un estado civilizado".104​ Igual que Jefferson, Madison tenía un punto de vista paternalista hacia los indios americanos, encomiándolos hacia la agricultura.105​ Aunque hay pocos detalles, Madison a menudo se juntaba con tribus del sureste y el oeste como los Creek y los Osage.105​ Al ver que pioneros y colonos entraban más al oeste y tomaban territorios grandes de los indios cheroqui, choctaw, creek, y chickasaw, Madison ordenó al ejército estadounidense el proteger las tierras de los indios, provocando así el disgusto de su comandante Andrew Jackson. Jackson le insistía al presidente en ignorar las súplicas de los indios de detener la invasión de sus tierras106​ y se resistía a cumplir las órdenes del presidente.106​ En el territorio del noroeste después de la batalla de Tippecanoe en 1811, los indios perdieron sus tierras frente a los colonos anglosajones.106​ Para el año 1815, con una población de 400,000 anglosajones, los derechos indios sobre sus tierras en Ohio efectivamente fueron declarados nulos.

Cuando Madison terminó su mandato en 1817, se jubiló a Montpelier, su hacienda de tabaco en el Condado de Orange (Virginia) cerca de la de Monticello, propiedad de Jefferson. Tenía 65 años. Dolley, quien pensaba tener tiempo ahora para viajar a París, tenía 49 años. Al igual que Washington y Jefferson, Madison se retiró de la presidencia económicamente más pobre que cuando empezó debido al precio bajo del tabaco y el gradual colapso financiero de su hacienda, debido al mal manejo administrativo que le dio su hijastro.

Un vistazo sobre Madison es proveído por las primeras notas biográficas escritas de la Casa Blanca A Colored Man's Reminiscences of James Madison (Recuerdos de James Madison por un Hombre de Color, 1865), escritas por el antiguo esclavo de Madison Paul Jennings quien trabajó para el presidente desde la edad de 10 años, sirviendo como lacayo, y después como su ayudante de cámara para el resto de la vida de Madison. Después de la muerte de Madison, Jennings fue comprado en 1845 a Dolley Madison por Daniel Webster, quien le requirió trabajar cobrando y entonces adquirir su libertad. Jennings publicó su relato corto en 1865.107​ Tenía un gran respeto por Madison y relató como Madison nunca le pegó a un esclavo, ni permitió que los capataces les pegaran también. Jennings cuenta que si algún esclavo se portaba mal, Madison se reunía con él en privado y conversaban sobre su comportamiento.

Algunos historiadores se imaginan que las deudas crecientes de Madison son la razón principal por la que el mantuvo secretas sus notas de la convención de Filadelfia, y otros archivos importantes que poseía, y decidió no publicar durante su vida. "Él sabía el valor de estas notas y quería que estas agregaran valor a su testamento para el uso de Dolley al fallar su hacienda. Esperaba $100,000 de la venta de sus papeles de las cuales sus notas eran la gema."108​ Los problemas financieros de Madison le pesaban y deterioraron su salud mental y física, pue le atormentaban.

En sus últimos años, Madison llegó a estar extremadamente preocupado con su legado histórico. Empezó a modificar cartas y otros documentos que poseía. Les cambiaba días y fechas, añadiendo y borrando palabras y frases y alterando la letra. Para cuando tenía setenta años, sus "aclaraciones" habían llegado a ser una obsesión. Como ejemplo, cambió una carta que había escrito a Jefferson en la que criticaba a Lafayette; no solo tachó pasajes enteros, sino que también copió el estilo de letra de Jefferson al escribir sus cambios.

"Durante los seis años finales de su vida, en medio de un mar de problemas personales [financieros] que amenazaban tragárselo... a veces su agitación mental terminaba en colapsos físicos. Para la mayor parte de un año entre 1831 y 1832 quedó encamado, si no silenciado[...] Literalmente enfermó de ansiedad, empezó a desesperarse de su habilidad de hacerse entender por sus conciudadanos."110​
En 1826, después de la muerte de Jefferson, Madison fue nombrado como el segundo Rector ("Presidente") de la Universidad de Virginia. Él retuvo el puesto de canciller del colegio por diez años, hasta su muerte en 1836.

En 1829, a la edad de 78, Madison fue escogido como representante de la convención constitucional en Richmond para la revisión de la constitución de Virginia. Fue su última aparición como legislador y escritor constitucional. El asunto de mayor importancia en esta convención fue el del proporcionamiento, el proceso legal por el cual se escoge representación de lugares y facciones dentro del estado. Los distritos al oeste de Virginia se quejaban de no estar bien representados porque la constitución del estado proporcionaba distritos de voto por condado y no por población. El creciente aumento de población en Piedmont y otras partes occidentales del estado no quedaban reflejadas en la representación legislativa. Los reformadores del oeste también querían extender el derecho de voto a todo hombre blanco, en vez de solamente a los terratenientes. Madison intentó encontrar un compromiso sin éxito. Finalmente se extendió el derecho de voto para terratenientes y arrendadores, pero los granjeros del este rehusaban aprobar el proporcionamiento sobre la base de la población. Madison quedó decepcionado al ver la falla de los virginianos en encontrar una resolución equitativa a sus problemas.

Madison estaba preocupado por la continuación de la esclavitud en Virginia y el sur en general. Creía que la mejor solución a la esclavitud sería el regresar a la gente negra de vuelta a África cuando estos recobrasen su libertad, tal como lo promovía la American Colonization Society (Sociedad Americana de Colonización).111​ Le dijo a Lafayette al tiempo de la convención, que la colonización crearía una "rápida borradura de esta mancha en nuestro carácter republicano".112​ La socióloga británica Harriet Martineau visitó a Madison durante su gira por los Estados Unidos en 1834. Ella caracterizó su fe en la colonización como solución a la esclavitud, como "extraña e incongruente".112​ Se cree que Madison, vendió o donó su Molino de grano para apoyar al ACS.111​ El historiador Drew R. McCoy cree que "La Convención de 1829, diríamos, empujó a Madison al borde del delirio, si no al desespero. El dilema de la esclavitud lo deshizo". Igual que la mayoría de afroamericanos del tiempo, los esclavos de Madison querían quedarse en los Estados Unidos, donde habían nacido, y creían que su trabajo les ameritaba la ciudadanía. Se resistían a la "repatriacion".

A pesar de su deteriorada salud, Madison escribió varios memorandos políticos, incluyendo un ensayo en contra del nombramiento de capellanes para el congreso y las fuerzas armadas. Aunque acordaba con la exclusión religiosa que crearía, sabía que esta no produciría armonía política.

Entre 1834 y 1835, Madison vendió el 25% de sus esclavos para recuperar las pérdidas financieras de su hacienda. Madison vivió hasta 1836 siendo ignorado por la política estadounidense más y más. Murió en Montpelier el 28 de junio como el último de los Padres Fundadores de los Estados Unidos.​ Fue enterrado en el cementerio de la familia Madison en Montpelier.

En 1842, Dolley Madison vendió la mansión de Montpelier, y en 1844 vendió la hacienda extendida a Henry W. Moncure. Alquiló la mitad de los esclavos a Moncure. La otra mitad se la dio en herencia a su hijo John Payne Todd y a James Madison Jr., un sobrino.117​ Entre 1845 y 1849 Todd vendió a varios de los esclavos; en 1851 mantenía solo a 15 en su residencia.​ Para 1850, la hacienda en Montpelier era nada más que una sombra de lo que era antes.​ En 1851, Montpelier pasó a propiedad de Thomas Thorton, un caballero inglés. Él tenía 40 esclavos.

William R. Denslow parece haber encontrado evidencia que sugiere que James Madison pudiera haber sido masón118​ por medio de una carta a Madison de John Francis Mercer en la que escribe, "No he tenido oportunidad de felicitarte antes en tu llegada a ser un masón—una muy antigua y honorable fraternidad".119​ Aun así, en una carta a Stephen Bates de 1832, James Madison parece haber escrito que él nunca fue un masón y que era un "extraño a [sus] principios".




Jefferson era un hombre delgado, alto, de aproximadamente dos metros y complexión esbelta.

El «Sabio de Monticello» cultivó una imagen que le valió el apodo de «hombre del pueblo». Afectado por un aire popular, saludaba a los huéspedes de la Casa Blanca en traje de andar por casa, con bata y zapatillas. Dolley Madison, esposa de James Madison (secretario de Estado de Jefferson), y las hijas de Jefferson relajaban el protocolo de la Casa Blanca y transformaban las cenas formales de Estado en los eventos sociales más informales y divertidos.47 A pesar de ser un defensor importante de la libertad de prensa, Jefferson a veces discutió con periódicos partidistas.

Los escritos de Jefferson demuestran un gran intelecto y tenía una gran afinidad con los idiomas. Aprendió el gaélico escocés y tradujo Ossian, enviando a James Macpherson, su autor, uno de los originales.

Como Presidente, suspendió la práctica de dar el Discurso del Estado de la Unión en persona y enviaba el mensaje al Congreso por escrito (la práctica fue restablecida finalmente por Woodrow Wilson). Sólo dio dos discursos públicos durante su Presidencia. Jefferson tenía un ceceo49 y prefería escribir a hablar en público, en parte debido a ello. Quemó todas sus cartas entre él y su esposa antes de su muerte, creando el retrato de un hombre que a veces podía ser muy reservado. De hecho, prefería trabajar en la intimidad de su oficina y no a la vista de los demás.

Jefferson fue un arquitecto consumado, muy influyente en traer el palladianismo, muy popular entre la aristocracia whig de Gran Bretaña, a los Estados Unidos. El estilo se asoció con ideas de la Ilustración, de la virtud cívica republicana y la libertad política. Jefferson diseñó su casa de Monticello cerca de Charlottesville, Virginia. Muy cerca se encuentra la Universidad de Virginia, la única universidad fundada por un presidente de los EE. UU. Jefferson diseñó la arquitectura de los primeros edificios, así como el plan de estudios original y su estilo residencial. Monticello y la Universidad de Virginia son uno de los cuatro Patrimonios de la Humanidad en los Estados Unidos de América.

Jefferson también diseñó Poplar Forest (El bosque de álamos), cerca de Lynchburg, en el Condado de Bedford, Virginia, como un refugio privado de su vida pública. Jefferson contribuyó al diseño del Capitolio del estado de Virginia, que fue modelado después de la Maison Carrée, antiguo templo romano de Nîmes en el sur de Francia. Los edificios de Jefferson ayudaron a iniciar la moda en Estados Unidos de lo que se denominó la «arquitectura federal».

Jefferson inventó muchos pequeños dispositivos prácticos, tales como soportes para libros rotativos (en colaboración con Charles Willson Peale), una serie de mejoras en la prueba del polígrafo, un aparato que hizo una copia de una carta como la original.51 En Monticello incluyó puertas automáticas, la primera silla giratoria y otros dispositivos convenientes inventados por Jefferson. Su interés por los dispositivos de dibujo mecánico incluyó el uso del fisionotrazo. En 1802, Charles Willson Peale envió un boceto de este instrumento a Thomas Jefferson,52 junto con una explicación detallada. El dibujo ahora está con los documentos de Jefferson en la Biblioteca del Congreso. En 1804, Charles de Saint-Fevret Memín crea una imagen de Jefferson con silueta ovalada con el fisionotrazo, que se convirtió en uno de los retratos más conocidos de Jefferson en su época.

Los intereses de Jefferson incluyeron la arqueología, una disciplina entonces en su infancia. A él a veces se le ha llamado el «padre de la arqueología», en reconocimiento a su papel en el desarrollo de técnicas de excavación.

Thomas Jefferson disfrutó de un estanque de peces en Monticello. Tenía tres pies (1 m) de profundidad y morteros alineados. Utilizó el estanque para mantener el pescado que hubiera capturado recientemente, así como para mantener las anguilas frescas. Recientemente restaurado, el estanque puede ser visto desde el lado oeste de Monticello.

En 1780, se unió a Benjamin Franklin en la Sociedad Filosófica Americana. También ocupó el cargo de presidente de la sociedad desde 1797 hasta 1815.

Jefferson estaba interesado en las aves. Sus Notas sobre Virginia contiene una lista de las aves que se encuentran en su estado natal, aunque hay «muchas otras que aún no han sido descritas y clasificadas».

Jefferson fue un ávido amante y coleccionista de vinos y un gourmet señalado. Durante sus años en Francia (1784–1789), hizo viajes a través de extensas regiones vinícolas francesas y otros países europeos y compró vino para enviar de regreso a Estados Unidos. Es conocido también por el pronunciamiento: «Podemos en los Estados Unidos hacer tan gran variedad de vinos como se hacen en Europa, no exactamente de la misma clase, pero sin duda tan buenos como aquellos». Aunque hubo extensos viñedos plantados en Monticello, una parte importante eran de la uva europea Vitis vinifera y no sobrevivió a las enfermedades de la vid propias de las Américas.

En 1801, publicó un Manual de Práctica Parlamentaria que todavía está en uso. En 1812, Jefferson publicó una segunda edición.

Después de que los británicos quemaran Washington, DC y la Biblioteca del Congreso en agosto de 1814, Jefferson ofreció su propia colección de libros a la nación. En enero de 1815, el Congreso aceptó su oferta, obteniendo $23.950 por sus 6.487 libros. La fundación fue establecida por una gran biblioteca nacional. En 2007, dos volúmenes de Jefferson de una edición de 1764 del Corán fueron utilizados por el representante de Minesota Keith Ellison para su toma de posesión en la Cámara de Representantes.

Jefferson fue líder en el desarrollo del republicanismo en los Estados Unidos. Insistió en que el sistema aristocrático británico era inherentemente corrupto y que la devoción de los estadounidenses a la virtud cívica necesitaba de la independencia. En la década de 1790 en repetidas ocasiones advirtió que Hamilton y Adams trataban de imponer un sistema monárquico como el británico, amenazando el republicanismo. Apoyó la guerra de 1812, con la esperanza de que ahuyentaría la amenaza británica militar e ideológica de Canadá.

La visión de Jefferson sobre la virtud de Estados Unidos se basaba en que esta era una nación agrícola de pequeños agricultores ocupándose de sus propios asuntos. Su agrarismo estaba en contraste con la visión de Alexander Hamilton, de una nación de comercio y manufactura, que Jefferson criticaba porque ofrecía demasiadas tentaciones a la corrupción. Su profunda convicción en la originalidad y el potencial de Estados Unidos lo convirtió en el padre del excepcionalismo estadounidense. En particular, se mostró confiado en que una escasa población podría evitar lo que él consideraba los horrores de la división de clases, la Europa industrializada.

Los principios políticos republicanos de Jefferson fueron fuertemente influenciados por el Country Party, un partido de la oposición británica del siglo XVIII. Pero quien puede considerarse su influencia natural es John Locke (especialmente en relación con el principio de los derechos inalienables). Los historiadores encuentran pocos rastros de cualquier influencia de su contemporáneo francés, Jean-Jacques Rousseau.

Thomas Jefferson consideraba que todos los hombres eran igualmente libres e independientes y tenían derecho a la vida, la libertad, a adquirir propiedades y a la búsqueda de la felicidad y la seguridad. Esto se desprende del primer artículo de la Declaración de Derechos de Virginia redactada por George Mason en 1776.

La base de la democracia jeffersoniana consiste en:

Democracia participativa.
Separación de poderes.
Separación de la Iglesia y el Estado.
Libertad de conciencia.
El gobierno debe proteger la libertad de los individuos
Libertad de expresión y de prensa
A Thomas Jefferson algunas veces también se lo identifica como un anarquista filosófico.55 Hay pensadores anarquistas quienes lo han considerado una persona próxima a esta idea política, como Benjamin Tucker, Enrique Flores Magón, Murray Rothbard. Otros, en cambio, prefieren valorar su contribución fundamental en la creación y consolidación del que hoy es el Estado más poderoso del planeta.

Su oposición al Banco Central de los Estados Unidos fue feroz, era un crítico de la emisión de moneda sin respaldo: «Creo, sinceramente, con ustedes, que los establecimientos bancarios son más peligrosos que los ejércitos permanentes y que el principio de gastar dinero para ser pagado por la posteridad, bajo el nombre de la financiación, es sin embargo una estafa futura a gran escala».60 Sin embargo Madison y el Congreso, al ver el caos financiero causado por la guerra de 1812, hicieron caso omiso de sus consejos y crearon el segundo Banco Central de los Estados Unidos en 1816.

Jefferson escribió muchas cartas a sus colegas en las que define a menudo sus puntos de vista sobre el cartel bancario del momento. Entre la más definitiva es su carta a John Taylor, de 28 de mayo de 1816:

El sistema de la banca nosotros lo hemos reprobado por igual. Yo lo contemplo como un borrón en todas nuestras constituciones, que, si no se protegen, terminará en su destrucción, ya que ya están siendo golpeadas por los jugadores corruptos, y está arrasando en su progreso, la fortuna y la moral de nuestros ciudadanos.

Thomas Jefferson formaba parte de una corriente del liberalismo basada en el iusnaturalismo de John Locke. Para definir el concepto de propiedad sobre la tierra, redefinió algunos argumentos para enfocar su visión sobre la propiedad de la tierra hacia un modelo basado en la ocupación personal o familiar, haciendo una crítica a los sistemas agrarios basados en haciendas y latifundios pertenecientes a grandes terratenientes, apostando por el minifundismo. A veces los especialistas han definido a su modelo económico como liberalismo agrario en la tradición del laissez faire.

Jefferson creía que cada individuo tiene «ciertos derechos inalienables». Es decir, estos derechos existen, con o sin gobierno, el hombre no los puede crear, tomar, o tirar a la basura. Es el derecho de «libertad» en el que Jefferson es más notable en su exposición. Él lo define diciendo: «la justa libertad, significa no tener obstáculos en la acción de acuerdo con nuestra voluntad, dentro de los límites dibujados alrededor de nosotros por la igualdad de derechos de los demás. No agrego "dentro de los límites de la ley", porque la ley es a menudo hecha a voluntad de los tiranos y siempre de modo que se violan los derechos del individuo».62 Por lo tanto, para Jefferson, aunque el gobierno no puede crear un derecho a la libertad, de hecho si que puede violarla. El límite de la libertad que le corresponde a un individuo no es lo que la ley dice que es, es cuestión de no llegar a prohibir a otros individuos el tener la misma libertad que tú. Un gobierno adecuado, para Jefferson, es uno que no sólo prohíbe a los individuos en la sociedad violar la libertad de otros individuos, sino también uno que se frena a la hora de disminuir la libertad individual.

«Sostenemos que estas verdades son sagradas e innegables, que todos los hombres son creados iguales e independientes, que a partir de su creación en igualdad se les han conferido derechos inherentes e inalienables, entre los que están la preservación de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos extremos, los gobiernos se instituyen entre los hombres, que derivan sus justos poderes del consentimiento de los gobernados; que siempre que cualquier forma de gobierno pasa a ser destructiva de estos fines, es derecho del pueblo alterarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno, que se funde en dichos principios y organice sus poderes en tal forma que a su juicio, ofrecerá las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad».
—Extracto del borrador original de la Declaración de Independencia escrito por Jefferson.
El compromiso con la igualdad de Jefferson se expresó en sus exitosos esfuerzos por abolir la primogenitura en Virginia, la regla según la cual el hijo primogénito heredaba toda la tierra.

Jefferson creía que los individuos tienen un sentido innato de la moral, que les prescribe el sentido del bien del mal al tratar con otras personas. Tienen un sentido innato de los derechos naturales de los demás. Él incluso creía que el sentido moral de ser lo suficientemente confiable hace que una sociedad anarquista podría funcionar bien, siempre y cuando fuera razonablemente pequeña. En varias ocasiones, expresó su admiración por la manera tribal, comunal, de la vida de los nativos americanos:65 Por ello es a veces visto como un filósofo anarquista.66

Él dijo en una carta al coronel Carrington: «Estoy convencido de que esas sociedades (las indias) que viven sin gobierno, gozan en su masa general de un grado infinitamente mayor de felicidad que los que viven bajo los gobiernos europeos». Sin embargo, Jefferson creía que el anarquismo es «incompatible con cualquier grado de población».

La dedicación de Jefferson al «consentimiento de los gobernados» (plasmada en su borrador original de la Declaración de Independencia) fue tan completa que creía que los individuos no puede ser moralmente obligados por las acciones de las generaciones anteriores. Esto incluye las deudas, así como la ley. Dijo que «ninguna sociedad puede hacer una constitución perpetua o incluso una ley perpetua. La tierra pertenece siempre a la generación en vida». Incluso calculó lo que él cree que es el ciclo adecuado de la revolución legal: «Toda Constitución y todas las leyes, como es natural, expiran a finales de diecinueve años. Si se ha de aplicar más tiempo, es un acto de fuerza y no de pleno derecho». Llegó a los 19 años a través de cálculos con tablas de la esperanza de vida, teniendo en cuenta lo que él cree que es la edad de «madurez», cuando un individuo es capaz de razonar por sí mismo.68 También abogó por que la deuda nacional fuera eliminada. No creía que las personas en vida tengan la obligación moral de pagar las deudas de las generaciones anteriores. Dijo que pagar esas deudas era «una cuestión de generosidad y no de derecho».

Jefferson copió muchos extractos de los diversos libros que leyó en su Libro común de leyes70 Uno de los pasajes que copió incide en el control de armas y era del libro de Cesare Beccaria, Ensayo sobre los delitos y las penas. El pasaje, que está escrito en italiano, diserta sobre la «falsa idea de utilidad» (false idee di utilità), que Beccaria ve como subyacente en algunas leyes. Se puede traducir, en parte, como:

Una fuente importante de errores e injusticias viene de las falsas ideas de utilidad. Por ejemplo: que el legislador tiene falsas ideas de utilidad... que privaría a los hombres de la utilización del fuego por temor a que fuesen quemados, y de agua por temor a ser ahogados y quién sabe de ninguna manera de prevenir el mal, sino destruyéndolo. Las leyes de esta naturaleza son las que prohíben llevar armas, desarmar a los únicos que no están dispuestos a cometer el delito que las leyes pretenden evitar.... Sin duda, hace que la situación del asaltado sea peor y mejor la de los asaltantes y más bien los fomenta sobre quien evita el asesinato, ya que requiere menos coraje atacar a alguien sin armas que a personas armadas.

Después de la Guerra de Independencia, Jefferson abogó por la restricción del gobierno a través de la rebelión y la violencia cuando fuera necesario con el fin de proteger las libertades individuales. En una carta a James Madison el 30 de enero de 1787, Jefferson escribió: «Una pequeña rebelión de vez en cuando, es una buena cosa y es necesario en el mundo político como las tormentas en el físico... Es un medicamento necesario para las buenas condiciones del gobierno».72 Del mismo modo, en una carta a Abigail Adams el 22 de febrero de 1787, escribió «El espíritu de resistencia al gobierno es tan valioso en algunas ocasiones que me gustaría que se mantuviera siempre vivo».72 En relación con la rebelión de Daniel Shays después de que él hubiera oído hablar del derramamiento de sangre, el 13 de noviembre de 1787 Jefferson escribió a William S. Smith, yerno de John Adams, «¿Qué significan unas cuantas vidas perdidas en un siglo o dos? El árbol de la libertad debe de vez en cuando ser regado con la sangre de patriotas y tiranos. Es su abono natural».73 En otra carta a William S. Smith en 1787, Jefferson escribió: «¿Y qué país puede preservar sus libertades, si los gobernantes no son advertidos de vez en cuando, de que este pueblo conserva el espíritu de resistencia?».

Las opiniones religiosas de Thomas Jefferson son muy diferentes del cristianismo ortodoxo de su tiempo. A lo largo de su vida Jefferson estuvo muy interesado en la teología, el estudio bíblico y la moralidad. Él estuvo más estrechamente relacionado con la filosofía religiosa del deísmo y el unitarismo. Según se informa, dijo: «Pregunta con audacia incluso la existencia de un Dios, porque, si hay uno, debe aprobar más el homenaje de la razón, que del miedo con los ojos vendados».

Andrew Jackson es a menudo erróneamente acreditado por iniciar la Remoción India, porque el Congreso aprobó la Indian Removal Act en 1830, durante su presidencia, y también debido a su implicación personal en la eliminación por la fuerza de muchas tribus del Este.76 Pero Jackson no haría más que legalizar y aplicar un plan trazado por Jefferson en una serie de cartas privadas que se iniciaron en 1803.

Las primeras promociones de Jefferson de la Remoción India fueron entre 1776 y 1779, cuando recomendó forzar a los Cherokee y a las tribus Shawnee a ser expulsados de sus tierras ancestrales a las tierras al oeste del río Misisipi.

Su primer acto como presidente fue hacer un trato con el estado de Georgia en el que si Georgia fuera a utilizar sus derechos legales sobre su descubrimiento en tierras al oeste, a continuación, los militares de EE. UU. ayudarían a expulsar a la fuerza al pueblo cheroqui de Georgia. En ese momento, los Cherokee habían firmado un tratado con el gobierno de Estados Unidos que les garantizaba el derecho a sus tierras, que fue violado en el trato de Jefferson con Georgia.

El plan original de Jefferson para los nativos era el de abandonar sus propias culturas, religiones y estilos de vida a favor de la cultura occidental europea, la religión cristiana y un estilo de vida agrícola sedentario.

La expectativa de Jefferson era que al asimilarlos en un estilo de vida agrícola y despojándolos de la autosuficiencia, se convertirían en económicamente dependientes del comercio con los americanos blancos y por lo tanto, estarían dispuestos a renunciar a la tierra de la que de otro modo no se separarían, a cambio del comercio de bienes o para resolver las deudas pendientes de pago.

En los casos donde las tribus indígenas resistieran la asimilación, Jefferson creía que debían ser eliminados a la fuerza de sus tierras y ser enviados al oeste. El peor resultado posible sucedería si los indios atacaran a los blancos.79 Le dijo a su secretario de Guerra, el general Henry Dearborn (quien fue el funcionario gubernamental responsable por los asuntos indígenas): «Si nos vemos obligados a levantar el hacha de guerra en contra de cualquier tribu, nunca la depondremos hasta que esa tribu sea exterminada o expulsada más allá del Mississipi».

Jefferson, bien conocido por sus palabras idealistas en la Declaración de Independencia de Estados Unidos en 1776, justificó la esclavitud con sus ideas racistas, incluso la idea de que los negros posiblemente no fuesen humanos del todo y tuviesen coito con los orangutanes. La idea era que los negros necesitaban la ayuda de los blancos debido a que no eran capaces de dirigir sus propias vidas.

Jefferson, como muchos que tenían esclavos, permitió e incluso ordenó la violencia en contra de sus esclavos para que no intentaran escapar, como en el caso de Jame Hubbard.87 En su tiempo había los que estaban en contra de esa forma de violencia.88 Jefferson hizo que niños de diez años trabajaran en su fábrica de puntillas, y aporcinó su comida como manera a paga.

Todos menos uno de los esclavos de Jefferson fue vendido después de su muerte para pagar sus deudas. Hay algunos historiadores que dicen que Jefferson no podía liberar a sus esclavos por sus deudas enormes. Sin embargo, Finkelman dice que Jefferson no tenía ninguna intención de hacerlo, y cuando tenía la oportunidad se negaba a hacerlo.

Aclaró en su autobiografía que las razas blancas y negras, igualmente libres, no pueden vivir en un mismo gobierno. Es decir, Jefferson hablaba por un país sin negros, libres o esclavos.

Jefferson tenía una relación con Sally Hemings, su esclava, y la mantuvo como su concubina. Le dio luz seis hijos, pero solo cuatro sobrevivieron.

Jefferson ha sido recordado de muchas maneras, incluyendo edificios, esculturas, monedas y sellos de correos. El Monumento a Jefferson fue dedicado en Washington, DC el 13 de abril de 1943, el 200º aniversario del nacimiento de Jefferson. El interior del mismo incluye una estatua de 19 pies (6 m) de Jefferson y grabados de pasajes de sus escritos. El más destacado son las palabras que están inscritas cerca del techo: «He jurado ante el altar de Dios hostilidad eterna contra toda forma de tiranía sobre la mente del hombre».

Su lápida original, ahora un cenotafio, se encuentra ahora en el campus de la Universidad de Misuri.

Jefferson, junto con George Washington, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln, fue elegido por el escultor Gutzon Borglum y aprobado por el presidente Calvin Coolidge para ser representado en piedra en el monumento del Monte Rushmore.

Los monumentos conmemorativos recientes a Jefferson incluyen la puesta en marcha por la NOAA del buque Thomas Jefferson en Norfolk, Virginia el 8 de julio de 2003, en conmemoración de la creación del Servicio de la Costa, el predecesor del Servicio Oceánico Nacional de la NOAA. También la colocación de un monumento de bronce en Jefferson Park, Chicago, a la entrada de la Central de Transporte de Jefferson Park a lo largo de la avenida Milwaukee en 2005.




John Adams (30 de octubre de 1735-4 de julio de 1826) fue el segundo presidente de los Estados Unidos. Es considerado como uno de los padres fundadores del país. Massachusetts envió a Adams a los Congresos continentales la primera vez en 1774 y la segunda desde 1775 hasta 1777.18 En junio de 1775, con el fin de promover la unión entre las colonias, nombró a George Washington de Virginia como comandante en jefe del Ejército Continental que luego se formaría alrededor de Boston. Su influencia en el Congreso era grande, y casi desde el principio buscó la separación permanente de Gran Bretaña.

El 15 de mayo de 1776, el Congreso Continental, en respuesta a la escalada de hostilidades que había comenzado trece meses antes en las Batallas de Lexington y Concord, instó a que las colonias comenzaran a construir sus propias constituciones, un precedente para convertirse en estados independientes. El proyecto para dotarse de constituciones independientes, era como lo expresó Adams, la "independencia de sí mismos".

Durante la próxima década, los estadounidenses de todos los estados se reunieron y deliberaron sobre los nuevos documentos de gobierno. Tan radical como fue para escribir constituciones (antes de la convención sugirió que la forma de una sociedad política no tiene por que ser codificada, ni su ley orgánica ponerse por escrito en un documento único), lo fue para con la naturaleza del pensamiento político que alumbró Estados Unidos en 1776.

Varios representantes se dirigieron a Adams para que les aconsejara sobre la elaboración de los nuevos gobiernos. Adams se cansó de repetir la misma idea todo el tiempo, y por ello publicó el folleto llamado Pensamientos sobre el Gobierno (1776),21 que posteriormente influyó en la redacción de las constituciones estatales.22 El uso del marco conceptual del republicanismo en los Estados Unidos, se basaba en la creencia por parte de los patriotas de que era la aristocracia corrupta y nefasta, en el Parlamento británico, y sus esbirros apostados en las Trece colonias, los culpables del asalto británico sobre la libertad americana.

Adams informó de que la forma de gobierno debe ser elegida con el fin de alcanzar los fines deseados, que son la felicidad y la virtud del mayor número de personas. Con este objetivo en mente, escribió en Pensamientos sobre el Gobierno: "No hay buen gobierno que no sea republicano. La única parte valiosa de la Constitución británica es así, porque la definición misma de una república es un imperio de leyes y no de hombres". En los Pensamientos sobre el Gobierno defendió el bicameralismo, porque "una sola asamblea se hace responsable de todos los vicios, locuras y debilidades de un individuo".24 También sugirió que debería haber una separación de poderes entre el ejecutivo, el judicial y el legislativo y, además, recomienda que si un gobierno continental fuera creado, entonces "debe limitarse sagradamente" a ciertos poderes enumerados. Pensamientos sobre el Gobierno fue muy influyente y fue citado por escrito como una autoridad.

El 7 de junio de 1776, Adams apoyó la resolución de la independencia presentada por Richard Henry Lee, que declaró: "Estas colonias son y por derecho deben ser, estados libres e independientes", y defendió la resolución hasta que fue aprobada por el Congreso, el 2 de julio de 1776.

Fue nombrado para un comité con Thomas Jefferson, Benjamín Franklin, Robert R. Livingston y Roger Sherman, con el fin de elaborar una Declaración de Independencia. A pesar de que el documento fue escrito principalmente por Jefferson, Adams ocupó el primer lugar en el debate sobre su aprobación. Muchos años más tarde, Jefferson aclamó a Adams como "el pilar de apoyo de la Declaración en el Congreso y de sus más capaces abogados y defensores de los múltiples ataques que se encontró".

Después de la derrota del Ejército Continental en la Batalla de Long Island el 27 de agosto de 1776, el general William Howe solicitó al Segundo Congreso Continental enviar representantes para negociar la paz. Una delegación integrada por Adams y Benjamín Franklin se reunió con Howe en Staten Island en Nueva York el 11 de septiembre. Howe exigió que la Declaración de Independencia fuera derogada antes de que cualquier otro término pudiera debatirse. La delegación se negó y las hostilidades continuaron. En 1777, Adams renunció a su escaño en la Corte General de Massachusetts para servir como jefe de la Junta de Guerra y de la de artillería, así como en muchos otros importantes comités.

Adams fue enviado dos veces por el Congreso para representar a la incipiente unión en Europa, por primera vez en 1777 y nuevamente en 1779. Acompañado, en ambas ocasiones, por su hijo mayor, John Quincy (que tenía diez años en el momento del primer viaje), Adams se embarcó para Francia a bordo de una fragata de la Armada Continental, la USS Boston, el 15 de febrero de 1778. Aunque varias veces perseguido por buques de guerra británicos, solo entraron en combate durante la captura sin derramamiento de sangre de un corsario inglés.28 Adams fue en algunos aspectos una opción inadecuada desde el punto de vista diplomático, en la medida en que no hablaba francés, el idioma internacional de la diplomacia en ese momento.

Su primera estancia en Europa, entre 1 de abril de 1778 y 17 de junio de 1779, fue en gran parte improductiva, y regresó a su casa en Baintrée a principios de agosto de 1779.

Entre el 1 de septiembre y el 30 de octubre de 1779, redactó la Constitución de Massachusetts, junto con Samuel Adams y James Bowdoin. Fue seleccionado en septiembre de 1779 para volver a Francia y, tras la celebración de la convención constitucional de Massachusetts, el 15 de noviembre subió a bordo de la fragata francesa Sensible.

En el segundo viaje, Adams fue nombrado Ministro Plenipotenciario con la misión de negociar un tratado de amistad y comercio con Gran Bretaña.30 El gobierno francés, sin embargo, no aprobó la designación de Adams y posteriormente, ante la insistencia del ministro de Relaciones Exteriores francés, el conde de Vergennes, Benjamin Franklin, Thomas Jefferson, John Jay y Henry Laurens fueron nombrados para cooperar con Adams, aunque Jefferson no estaba en Europa y a Laurens se le envió a las Provincias Unidas de los Países Bajos. En el caso de Jay, Adams y Franklin se encargaron de la mayor parte en las negociaciones del Tratado de París. Anulado Franklin y desconfiados de Vergennes, Jay y Adams decidieron no consultar con Francia. Por el contrario, trataban directamente con los comisionados británicos.

A lo largo de las negociaciones, Adams fue quien determinó especialmente que el derecho de los Estados Unidos a la pesca a lo largo de la costa atlántica debía ser reconocido. Los negociadores estadounidenses fueron capaces de asegurar un tratado favorable, lo que les dio la propiedad de todas las tierras al este del Mississippi, excepto Florida, que fue asignada a España. El tratado fue firmado el 3 de septiembre de 1783.

Después de que se iniciaran estas negociaciones, Adams había pasado algún tiempo como embajador en las Provincias Unidas de los Países Bajos. En julio de 1780, había sido autorizado para ejecutar las tareas previamente asignadas a Laurens. Con la ayuda de los líderes patriotas holandeses Joan van der Capellen tot den Pol, Adams obtuvo el reconocimiento de los Estados Unidos como un gobierno independiente en La Haya el 19 de abril de 1782.32 Durante esta visita también se negoció un préstamo de cinco millones de florines financiados por Nicolaas van Staphorst y Willink Wilhelm.33 En octubre de 1782, negoció con las autoridades neerlandesas un tratado de amistad y comercio, el primer tratado de este tipo entre los Estados Unidos y una potencia extranjera después del tratado de 1778 con Francia. La casa que compró Adams durante esta estancia en los Países Bajos se convirtió en la primera embajada de propiedad estadounidense en territorio extranjero en cualquier parte del mundo.

En 1784 y 1785, fue uno de los artífices de la puesta en marcha de las relaciones diplomáticas entre los EE. UU. y Prusia. El embajador de Prusia en La Haya, Friedrich Wilhelm von Thulemeyer, estuvo involucrado, al igual que Jefferson y Franklin, que se encontraban en París.

En 1785, John Adams fue nombrado ministro plenipotenciario de Estados Unidos ante la Corte de St. James (embajador en Gran Bretaña). Cuando él presentó sus credenciales a su antiguo soberano, Jorge III, el rey dio a entender que era consciente de la falta de confianza de Adams en el gobierno francés. Adams lo reconoció, declarando que: "Debo confesar a Vuestra Majestad que no tengo ningún apego por ningún país que no sea el mío".

John Adams, primer embajador de Estados Unidos, le dijo a mi antepasado, el rey Jorge III, que era su deseo ayudar con la restauración del "antiguo buen carácter y el buen humor en la relación entre nuestros pueblos". Esa restauración ha sido hecha, y las relaciones por la lengua, la tradición, y el contacto personal la han mantenido.
Isabel II de Inglaterra
En Londres, John y Abigail tuvieron que sufrir las miradas y la hostilidad de la Corte, y por ello, optaron por escapar de ella y no frecuentarla, prefiriendo la compañía de Richard Price, pastor de la Iglesia Unitaria de Newington Green e instigador de la polémica sobre la Revolución en Gran Bretaña. Ambos admiraban mucho las enseñanzas del pastor y Abigail tomó en serio las enseñanzas del clérigo y de su protegida Mary Wollstonecraft, autora de la Vindicación de los derechos de la mujer.

La casa de Adams en Inglaterra, en Grosvenor Square (Londres), sigue en pie y es recordada con una placa. Regresó a Estados Unidos en 1788 para continuar su vida política interna.

La nueva Constitución de Massachusetts, ratificada en 1780 y escrita en gran parte por el propio Adams, había estructurado su gobierno cerca de su punto de vista de la política y la sociedad.38 Fue la primera constitución escrita por un comité especial y ratificada por el pueblo. También fue la primera en presentar un legislativo bicameral, un ejecutivo claro y fuerte, con un veto parcial (dos tercios), y un poder judicial independiente.

En Londres, Adams publicó una obra titulada Una defensa de las Constituciones de Gobierno de los Estados Unidos (1787).39 En ella repudiaba los puntos de vista de Turgot y otros escritores europeos sobre la maldad del marco de los gobiernos estatales. Turgot argumentó que los países que carecían de aristocracias no tenían por qué tener legislaturas bicamerales. Pensaba que los gobiernos republicanos disponen de "todas las autoridades en un centro, el de la nación".40 En el libro, Adams sugirió que "los ricos, los bien nacidos y el poder" deben ser diferenciados de otros hombres en un Senado, que les impediría dominar la cámara baja. Wood ha sostenido que Adams se había convertido en intelectualmente irrelevante en el momento en que la Constitución Federal fue ratificada.41 Para entonces, el pensamiento político norteamericano, transformado en más de una década de vigoroso debate, así como por la experiencia, había abandonado la concepción clásica de la política en que el gobierno se entiende como un espejo de los estamentos sociales. La nueva concepción americana de la soberanía popular ya ve al pueblo como el único poseedor del poder en el Estado. Todos los agentes del gobierno disfrutan de porciones del poder del pueblo por un tiempo limitado. Adams se había perdido por completo este concepto y reveló su apego continuo a la versión anterior de la política.

Wood da una peculiar definición de lo que Adams entiende por el término "república", y su apoyo a una Constitución ratificada por el pueblo.43 Él también minimiza la creencia de Adams en controles y contrapesos. "El poder debe ser opuesto al poder, y los intereses a los intereses", escribió Adams; este sentimiento influyó más tarde en la famosa declaración de James Madison de que "una ambición debe contrarrestar otra ambición" en El Federalista No. 51, en la explicación de los poderes de las ramas del gobierno federal en los Estados Unidos bajo la nueva Constitución.44 45 Adams hizo tanto como cualquier otro para poner la idea de "controles y contrapesos" en el mapa intelectual.

Republicanismo[editar]
La Defensa de Adams se puede leer como una articulación de la teoría republicana clásica de gobierno mixto. Adams afirmó que las clases sociales existen en toda sociedad política, y que un buen gobierno debe aceptar esa realidad. Durante siglos, que se remonta a Aristóteles, un régimen mixto de equilibrio entre monarquía, aristocracia y democracia, es decir, el rey, los nobles, y el pueblo tenía la obligación de preservar el orden y la libertad.

Adams jamás poseyó esclavos y se negó en principio a emplear mano de obra esclava.47 Abigail Adams se opuso a la esclavitud y empleó negros libres en lugar de los esclavos domésticos de su padre. John Adams se pronunció en 1777 contra un proyecto de ley para emancipar a los esclavos en Massachusetts, diciendo que el tema era demasiado polémico, por lo que la legislación debería "dormir por un tiempo".48 También estuvo en contra del uso de soldados negros en la Revolución, debido a la oposición de los sureños. Adams en general, trató de mantener el tema fuera de la política nacional, debido a la prevista respuesta del sur.49 50 A pesar de que es difícil precisar la fecha exacta en que la esclavitud fue abolida en Massachusetts, un punto de vista común es que se suprimió a más tardar en 1780, cuando fue prohibido por la aplicación de la Declaración de Derechos que John Adams escribió en la Constitución de Massachusetts.

Mientras que Washington ganó por unanimidad en el voto popular y obtuvo 69 votos en el colegio electoral, Adams quedó en segundo lugar en el colegio electoral con 34 votos y se convirtió en vicepresidente en las Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1789. Presidió el Senado, pero desempeñó un papel menor en la política de principios de los años 1790. Fue reelegido en 1792. Washington rara vez preguntó a Adams sobre política y cuestiones legales durante su mandato como vicepresidente.

En el primer año de la administración de Washington, Adams se involucró profundamente en una controversia en el Senado, que duró un mes, y que versaba sobre el título oficial del Presidente. Adams defendió títulos grandiosos para el presidente de la nación tales como "Su Majestad el Presidente" o "Su Alto Poderío" por el simple "Presidente de los Estados Unidos" que proponían los demás, título que finalmente ganó el debate. La pomposidad de su postura, junto con su exceso de peso, llevó a que Adams se ganara el apodo de "Su rotundidad".

Como presidente del Senado, Adams emitió 29 votos de desempate, un récord que sólo John C. Calhoun estuvo a punto de igualar, con 28.53 Sus votos protegieron la autoridad del presidente sobre la eliminación de los nombramientos e influyeron en la ubicación de la capital del país. Al menos en una ocasión, él persuadió a los senadores a votar en contra de la legislación a la que se oponía, y con frecuencia habló en el Senado sobre cuestiones de política y de procedimiento. Los puntos de vista políticos de Adams y su papel activo en el Senado lo convirtió en un objetivo natural de los críticos con la administración de Washington. Hacia el final de su primer mandato, como consecuencia de una resolución que amenazaba hacerle callar con excepción de asuntos de procedimiento político, comenzó a ejercer más moderación. Cuando los dos partidos políticos se constituyeron, se unió al Partido Federalista, pero nunca se llevó bien con su líder Alexander Hamilton.

Debido a la antigüedad de Adams y la necesidad de un presidente del norte, fue elegido como candidato a la presidencia federal en 1796, en contra de Thomas Jefferson, el líder de la oposición del Partido Republicano. Su éxito se debió a la paz y la prosperidad que Washington y Hamilton habían conseguido: habían evitado la guerra con Gran Bretaña con el Tratado Jay de 1795.

Los dos mandatos de Adams como vicepresidente fueron experiencias frustrantes para un hombre de su vigor, intelecto y vanidad. Se quejó a su esposa Abigail: "Mi país en su sabiduría ha ideado para mí el cargo más insignificante que la invención del hombre o su imaginación nunca concibieron".

En la elección de 1796 Adams fue el candidato presidencial del Partido Federalista y Thomas Pinckney, el gobernador de Carolina del Sur, fue su compañero como candidato federalista (el vicepresidente era el que quedaba en segundo lugar, por lo que no existía compañeros de fórmula en el sentido moderno, por ello se presentaban más de un candidato por cada partido). Los federalistas querían a Adams como su candidato presidencial para aplastar la oferta de Thomas Jefferson. La mayoría de los federalistas de Hamilton hubiera preferido a este como su candidato porque, aunque Hamilton y sus seguidores dieron el apoyo a Adams, también guardaban rencor contra él. Se le consideraba el menor de dos males. Sin embargo, pensaron que Adams carecía de la seriedad y la popularidad que había llevado a Washington a tener éxito y tenían el temor de que Adams fuera demasiado vanidoso, obstinado, impredecible y terco a la hora de seguir sus instrucciones.

Los opositores a Adams fueron el ex secretario de Estado, Thomas Jefferson de Virginia, quien estuvo acompañado por el senador Aaron Burr de Nueva York en la candidatura demócrata-republicana.

Como era costumbre, Adams se quedó en su ciudad natal de Quincy en lugar de hacer una campaña activa por la Presidencia. Quería mantenerse al margen de lo que él llamaba el juego tonto y perverso. Su partido, sin embargo, hizo campaña por él, mientras que los demócratas republicanos hicieron campaña a favor de Jefferson.

Se esperaba que Adams dominaría los votos en Nueva Inglaterra, mientras que Jefferson esperaba ganar en los estados del sur. Al final, Adams ganó las elecciones por un estrecho margen de 71 votos electorales a 68 de Jefferson (quien se convirtió en el vicepresidente).

Como Presidente, Adams se acogió al ejemplo de Washington en la toma de posesión de la presidencia, como el mayor ejemplo de los valores republicanos, haciendo hincapié en su virtud cívica, ya que nunca fue implicado en ningún escándalo. Algunos historiadores consideran que el peor error de Adams fue mantener intacto el antiguo gabinete de su predecesor, que fue controlado por Hamilton, en lugar de instalar a sus propios secretarios, lo que confirma la propia afirmación de Adams de que era un mal político porque "era inexperto en las intrigas por el poder".58 Sin embargo, hay algunos historiadores que consideran que, el mantenimiento por parte de Adams del gabinete de Washington, fue la decisión de un estadista que pretendía calmar las preocupaciones suscitadas acerca de una sucesión ordenada. Como el propio Adams explicó: "No tenía ninguna objeción en particular contra ninguno de ellos".59 Adams pasó gran parte de su mandato en su casa de Massachusetts, haciendo caso omiso de los detalles de comunicación que no fueron ignorados por sus oponentes de ambos partidos.

El espíritu combativo de Adams no siempre se prestó al decoro presidencial, como el propio Adams admitió en su vejez: "[Como presidente] me negué a sufrir en silencio. Suspiraba, sollozaba, gemía, chillaba y gritaba a veces. Y confieso para mi vergüenza y tristeza que a veces insulté".

Adams no sólo continuó con el gabinete de Washington, sino que todos los grandes programas de la Administración de Washington también continuaron bajo su mandato. Adams no hizo ninguna propuesta nueva importante. Sus programas económicos fueron una continuación de las de Hamilton, que consultaba periódicamente con los miembros clave del gabinete, especialmente el poderoso secretario del Tesoro, Oliver Wolcott, Jr.

El mandato de Adams (1797-1801) estuvo marcado por intensas disputas sobre la política exterior en el contexto de una guerra naval limitada con Francia. Gran Bretaña y Francia estaban en guerra; Hamilton y los federalistas eran favorables a Gran Bretaña, mientras que Jefferson y los republicanos estaban a favor de Francia.

Cuando Adams llegó a la presidencia, se dio cuenta de que tenía que proteger la política de Washington que consistía en permanecer fuera de la guerra franco-británica. De hecho, la intensa batalla sobre el Tratado Jay en 1795 provocó una política de polarización permanente, de arriba a abajo de la nación.

Los franceses vieron a Estados Unidos como un socio menor de Gran Bretaña y comenzaron a apoderarse de los buques mercantes americanos que estaban comerciando con los ingleses en lo que se conoció como la "Cuasi-Guerra". Ninguna nación declaró la guerra oficialmente, pero el riesgo era elevado y los federalistas pretendían rearmar la nación con la perspectiva bélica y quizá en preparación para la eliminación de los republicanos contrarios a ella.

La humillación del Caso XYZ, en el que el gobierno francés exigió enormes sobornos antes de que cualquier negociación comenzara, dio lugar a serias amenazas de guerra a gran escala con Francia y avergonzó a los jeffersonianos, que simpatizaban con ella. Una guerra naval no declarada entre los EE.UU. y Francia estalló en 1798, aunque no había peligro de invasión de las mucho más grandes y potentes fuerzas armadas francesas. Los federalistas reconstruyeron el ejército, trayendo de vuelta a Washington como su comandante y Hamilton como su líder principal. Adams reconstruyó la Armada y agregó seis rápidas fragatas de gran alcance, tales como la USS Constitution. Para pagar todo esto, el Congreso elevó los impuestos.

Estas cuatro actas se aprobaron para suprimir la oposición republicana. El Acta de Naturalización cambió el período de residencia requerido antes de que un inmigrante pudiera conseguir la ciudadanía estadounidense por 14 años (los ciudadanos naturalizados tendían a votar por los demócratas republicanos). El Acta de Extranjería y el Acta de Enemigos extranjeros permitía al presidente deportar a cualquier extranjero que pensara peligroso para el país. El Acta de Sedición convirtió en delito la publicación de "escritos falsos, escandalosos y maliciosos" contra el gobierno o sus funcionarios. Se castigarían con 2-5 años de prisión y multas de hasta $ 5.000. Aunque Adams no había tenido la iniciativa en esta normativa, ni tampoco promovió esta legislación, las convirtió en ley por respeto al Congreso.

Esta legislación y la persecución de una serie de editores de periódicos de alto perfil y un miembro del Congreso por los federalistas, se convirtieron en hechos muy polémicos. Algunos historiadores han señalado que las Actas de Sedición y Extranjeros rara vez se aplicaron, ya que sólo se han identificado 10 condenas en virtud de la Ley de Sedición y, además, Adams nunca firmó una orden de deportación. El furor por las Leyes de Extranjeros y Sedición fue principalmente provocado por los demócratas republicanos en el contexto de la disputa política. Sin embargo, otros historiadores hacen hincapié en que los hechos fueron muy controvertidos desde el principio, dando lugar a que muchos extranjeros salieran del país voluntariamente, y creó una atmósfera en la que la oposición a los federalistas, incluso en el Congreso, podría resultar en un proceso judicial. Las elecciones de 1800 se convirtieron en una amarga batalla, y cada lado expresaba un temor extraordinario del otro y sus políticas.

El Partido Federalista estaba profundamente dividido sobre el liderazgo del Ejército. Adams se vio obligado a aceptar el nombre de Washington como comandante del nuevo ejército, y Washington exigió que Hamilton fuera su segundo al mando. Adams lo concedió a regañadientes. El Mayor General Hamilton ostentó un alto grado de control sobre el departamento de guerra. La brecha entre Adams y los Altos federalistas (como se denominaban los oponentes de Adams) creció. Los Altos federalistas se negaron a consultar a Adams la legislación fundamental de 1798; cambiaron las medidas de defensa que habían pedido, exigiendo el control de Hamilton del ejército, y se negaron a reconocer la necesidad de dar control a los demócratas republicanos (como Aaron Burr) en los altos cargos del ejército (que Adams quería otorgar para ganar un poco de apoyo de los demócratas-republicanos). Con la construcción de un gran ejército permanente por parte de los federalistas, se levantaron las alarmas populares por la guerra y fue una baza contra los demócratas republicanos. Ellos también se alinearon con Adams y la gente que le seguía. Su miopía a la hora de ver que el Partido Federalista usba la guerra como una herramienta, hacía que ignoraran la necesidad de reunir a toda la nación frente a la guerra con Francia.

Por largos períodos, Adams se retiró a su casa en Massachusetts. En febrero de 1799, Adams dejó atónito al país mediante el envío del diplomático William Vans Murray en misión de paz a Francia. Napoleón, dándose cuenta que la animosidad de los Estados Unidos no le estaba haciendo ningún bien, señaló su disposición a establecer relaciones de amistad. El tratado de 1778 fue sustituido y los Estados Unidos ahora podían estar libres de enredos exteriores, como Washington aconsejó en su propia carta de despedida. Adams evitó la guerra, pero había dejado profundamente dividido a su propio partido en el proceso. Trajo a John Marshall como Secretario de Estado y desmovilizó el Ejército.

Para pagar el nuevo Ejército, el Congreso impuso nuevos impuestos sobre la propiedad: el Impuesto Directo de 1798. Fue el primero (y último) de tales impuestos federales. Los contribuyentes estaban enojados, sobre todo en el sureste de Pennsylvania, donde estalló la rebelión sin derramamiento de sangre de John Fries entre los agricultores rurales de habla alemana, que protestaron por lo que veían como una amenaza a las libertades republicanas y a sus iglesias.

"Ruego al Cielo que otorgue la mejor de las bendiciones a esta casa y a todo el que en adelante la habite. Que nadie, más que los honestos y sabios gobiernen bajo este techo". John Adams.
Véase también: Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1800
La muerte de Washington en 1799 debilitó a los federalistas, al perder el único hombre que simbolizó y unió al partido. En las elecciones presidenciales de 1800, Adams y su compañero candidato federalista, Charles Cotesworth Pinckney, iban en contra del dúo republicano de Jefferson y Burr. Hamilton intentó sabotear la campaña de Adams con la esperanza de impulsar las posibilidades de Pinckney de ganar la presidencia. Al final, Adams perdió por poco ante Jefferson: 65 a 73 votos electorales, siendo Nueva York la que había emitido el voto decisivo.

Adams fue derrotado debido a una mejor organización por parte de los republicanos y a la desunión federalista; también por la desaprobación popular de las Actas de Sedición y Extranjeros, por la popularidad de su oponente, Jefferson, y por la politiquería efectiva de Aaron Burr en Nueva York, donde el voto se pasó de Federalista a Demócrata-Republicano sobre la base de unas pocas salas en Nueva York controladas por la máquinaria de Burr.

En los últimos meses de su mandato Adams se convirtió en el primer presidente en ocupar la nueva residencia presidencial (aún en obras) a partir del 1 de noviembre de 1800. Sus palabras fueron "Ruego al Cielo que otorgue la mejor de las bendiciones a esta casa y a todo el que en adelante la habite. Que nadie, más que los honestos y sabios gobiernen bajo este techo".

La sesión saliente del Congreso promulgó la Ley Judicial de 1801, que creó una serie de cortes de apelaciones federales entre los tribunales de distrito y el Tribunal Supremo. Como su mandato iba a expirar, Adams llenó las vacantes creadas por ley por la que se nombra una serie de jueces, llamados "Jueces de medianoche" porque la mayoría de ellos fueron nombrados formalmente en el vencimiento del mandato presidencial. La mayoría de los jueces fueron finalmente despedidos por los jeffersonianos cuando promulgaron la Ley Judicial de 1802, con la que también llevaron a cabo la abolición de los tribunales creados por la Ley Judicial de 1801 y regresaron a la estructura de los tribunales federales a lo que había sido antes de la ley 1801. El mayor legado de Adams fue su nombramiento de John Marshall como el cuarto Presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos para suceder a Oliver Ellsworth, que se había retirado por problemas de salud. La larga permanencia de Marshall en el cargo representa la influencia más duradera de los federalistas, por lo que Marshall influyó con una prudente y cuidadosamente razonada interpretación nacionalista de la Constitución y estableció el Poder Judicial con igualdad a los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Después de su derrota de 1800, Adams se retiró a la vida privada. Deprimido cuando dejó el cargo, no asistió a la inauguración de Jefferson, siendo uno de los cuatro presidentes vivos (es decir, aquellos que no murieron en el cargo) que no asistieron a la inauguración de su sucesor. La correspondencia de Adams con Jefferson en el momento de la transición sugiere que no sentía la animosidad o el resentimiento que los estudios posteriores le han atribuido. Él salió de Washington antes de la inauguración de Jefferson como disponía el luto por la muerte de su hijo Charles Adams (debido en parte al alcoholismo) y su deseo de reunirse con su esposa Abigail, que había abandonado la Casa Blanca meses antes de la inauguración.

Adams reanuda su afición a la agricultura en su casa, Peacefield, cerca de la ciudad de Quincy, que había absorbido su lugar de nacimiento, Braintree. Empezó a trabajar en una autobiografía (que no llegó a terminar), y reanudó la correspondencia con amigos tan antiguos como Benjamin Waterhouse y Benjamin Rush. También comenzó una correspondencia llena de amargura y resentimiento con una antigua amiga de la familia, Mercy Otis Warren, en protesta por la forma en que su obra de 1805 sobre la historia de la Revolución Americana, en su opinión, había caricaturizado sus creencias políticas y tergiversado sus servicios al país.

Después del retiro de Jefferson de la vida pública en 1809 tras dos períodos como Presidente, Adams se convirtió en un personaje más activo. Durante tres años, publicó una secuencia de cartas en el periódico The Boston Patriot, en las que presenta una larga y concienzuda refutación de un folleto de 1800 escrito por Hamilton atacando su conducta y carácter. Aunque Hamilton había muerto en 1804 de una herida mortal sufrida en su duelo con Aaron Burr, Adams sintió la necesidad de reivindicar su carácter vehemente contra los ataques que había recibido.

A principios de 1812, Adams se había reconciliado con Jefferson. Su amigo común Benjamin Rush, uno de los firmantes de la Declaración de Independencia que había mantenido correspondencia con ambos, alentó a cada hombre para que llegaran a escribir al otro. En el día de Año Nuevo de 1812, Adams envió una breve nota amistosa a Jefferson para acompañar la entrega de "dos piezas de andar por casa", una colección de dos volúmenes de conferencias sobre la retórica de John Quincy Adams. Jefferson respondió inmediatamente con una carta cálida y amistosa, y los dos hombres reavivaron su amistad, que se mantuvo por correo. La correspondencia duró el resto de sus vidas, y a partir de entonces ha sido aclamada como uno de sus mayores legados y un monumento de la literatura estadounidense.

Sus cartas son ricas en conocimiento sobre el período y sobre las mentes de los dos Presidentes y líderes revolucionarios. La correspondencia duró catorce años, y consta de 158 cartas.78 Fue en estos años que los dos hombres discutieron sobre la "aristocracia natural". Jefferson dijo: "La aristocracia natural la considero como el don más precioso de la naturaleza para la instrucción, los fideicomisos y el gobierno de la sociedad. Y, en efecto, habría sido inconsistente que en la creación se hubiera formado al hombre para el estado social, sin tener siempre la virtud y la sabiduría suficiente para manejar las preocupaciones de la sociedad. ¿No podemos decir que la forma de gobierno es la mejor y más eficaz línea pura para la selección de estos aristoi naturales en las oficinas de gobierno?"79 Adams se preguntaba: "Su distinción entre la aristocracia natural y artificial no me parece fundada. El nacimiento y la riqueza son atribuidas a algunos hombres imperiosamente por la naturaleza, como el genio, la fuerza y la belleza.... Cuando las aristocracias son establecidas por las leyes humanas y el honor, la riqueza y el poder se hacen hereditarios por las leyes locales y las instituciones políticas, entonces yo reconozco que comienza la aristocracia artificial".80 Adams argumentó, que el destino otorgaría influencia a algunos hombres por motivos distintos de la verdadera sabiduría y la virtud. Siendo ese el camino de la naturaleza, pensaba que algunos "talentos" eran naturales. Un buen gobierno, por lo tanto, tenía que rendir cuentas de esa realidad.

Dieciséis meses antes de la muerte de John Adams, su hijo, John Quincy Adams, se convirtió en el sexto Presidente de los Estados Unidos (1825-1829), el único hijo de un ex Presidente en ocupar el cargo hasta George W. Bush en 2001.

Su hija Abigail Adams ("Nabby") se casó con el congresista William Stephens Smith, pero ella volvió a casa de sus padres tras el fracaso de su matrimonio. Murió de cáncer de mama en 1813. Su hijo Charles murió como un alcohólico en 1800. Abigail, su esposa, murió de fiebre tifoidea el 28 de octubre de 1818. Su hijo Thomas y su familia vivieron con Adams y Louisa Smith (sobrina de Abigail como su hermano William) hasta el final de la vida de Adams.

Menos de un mes antes de su muerte, John Adams emitió una declaración sobre el destino de los Estados Unidos, que los historiadores como Joy Hakim han caracterizado como una "advertencia" a sus conciudadanos. Adams dijo: Mis mejores deseos, en las alegrías, en las fiestas y servicios solemnes de ese día en el que se completará el año cincuenta del nacimiento de la independencia de los Estados Unidos: una época memorable en los anales de la raza humana, destinada en la historia futura de forma brillante o como la página más negra, de acuerdo con el uso o el abuso de las instituciones políticas por el cual deberá, en el tiempo venidero, formarse la mente humana.

El 4 de julio de 1826, el quincuagésimo aniversario de la aprobación de la Declaración de Independencia, Adams falleció en su casa en Quincy. Dijo claramente: "Es un gran día. Es un buen día". Sus últimas palabras han sido reportadas como "Thomas Jefferson sobrevive". Sólo las dos primeras palabras "Thomas Jefferson" fueron claramente inteligibles.83 Sin embargo, Adams no sabía que Jefferson, su compatriota en la búsqueda de la independencia, a continuación gran rival político y más tarde amigo y corresponsal, había muerto unas horas antes que él mismo. Algo más tarde, luchando por respirar, le susurró a su nieta Susanna, "Ayúdame, hijo! ¡Ayúdame!" luego cayó en un silencio final. A eso de las 6:20, John Adams había muerto, dejando a Charles Carroll de Carrollton como último signatario sobreviviente de la Declaración de Independencia. Él murió cuando su hijo, John Quincy Adams, era presidente.


Adams y su hijo John Quincy están enterrados juntos en la United First Parish Church de Quincy.
Adams fue un gran bibliófilo, y durante su vida llegó a poseer una colección de unos 3.000 volúmenes sobre una amplia variedad de materias y campos del conocimiento: clásicos, literatura, historia, política, religión, Derecho, ciencia, matemáticas, medicina, agricultura, idiomas, lingüística, economía, viajes, etc...Muchos de estos libros son primeras ediciones y libros raros, hallándose en ocasiones copiosamente anotados por el propio Adams. Desde fines del siglo XIX, esta importante colección bibliográfica se encuentra en la Biblioteca Pública de Boston.84

Su cripta se encuentra en la United First Parish Church (también conocida como la Iglesia de los Presidentes) en Quincy. Originalmente, fue enterrado en el cementerio de Hancock, a través del camino de la Iglesia. Murió con 90 años y 247 días, siendo superado únicamente por Herbert Hoover, Gerald Ford y Ronald Reagan, aunque consiguió el mantenimiento de ese registro durante 175 años.

Adams fue mencionado como un congregacionalista, convirtiéndose en un unitario en el momento en que la mayoría de las iglesias congregacionales alrededor de Boston iban a dirigirse hacia el unitarismo. Adams fue educado en Harvard cuando la influencia del deísmo crecía allí, y utilizó términos deístas en sus discursos y escritos. Él creía en la bondad esencial de la creación, pero no creía en que Dios interviniese en los asuntos de los individuos, y, al ser un unitario, sus creencias excluían a la divinidad de Cristo. También creía que el servicio regular a la iglesia era beneficioso al sentido moral del hombre. Everett concluye que "Adams trató una religión basada en una especie de sentido común de la racionabilidad" y mantiene que la religión debe cambiar y evolucionar hacia la perfección.85 Fielding muestra que Adams sintetizó sus creencias como las de un puritano, un deísta y humanista. Adams pensaba que el cristianismo había sido revelador para el hombre, pero que fue mal interpretado y mal colocado al servicio de la superstición, el fraude y el poder sin escrúpulos.

En 1796, Adams contradijo a Thomas Paine y sus críticas al cristianismo diciendo: "La religión cristiana es, por encima de todas las religiones que siempre prevalecieron o que han existido en los tiempos antiguos o modernos, la religión de la sabiduría, la virtud, la equidad y la humanidad, dejad que el guardia negro Paine diga lo que quiera".

La Unitarian Universalist Historical Society proporciona información acerca de las creencias religiosas de Adams. Se cita su carta a Benjamin Rush: "He asistido a la adoración pública en todos los países y con todas las sectas y creo que es mejor no tener religión, no estoy obligado a creer en todo lo que he oído". La Sociedad también relata cómo Rush trata de conciliar a Adams con su antiguo amigo Thomas Jefferson en 1812, después de muchas batallas políticas amargas. Esto dio lugar a la correspondencia entre Adams y Jefferson sobre muchos temas, incluyendo la filosofía y la religión. En una de estas comunicaciones, Adams dijo a Jefferson, "Los Diez Mandamientos y el Sermón de la Montaña contienen mi religión". En otra carta, Adams revela su sincera devoción a Dios, "Mi adoración del autor del universo es demasiado profunda y sincera. El amor a Dios y su Creación; alegría, alegría, triunfo, exaltación de mi propia existencia, más que un átomo, una molécula orgánica, el Universo, son mi religión". Sigue al revelar sus simpatías universalistas, con el rechazo al ortodoxo dogma cristiano y su convicción personal de que él era un verdadero cristiano por no aceptar el dogma. La Sociedad también demuestra que Adams rechazó las doctrinas cristianas ortodoxas de la trinidad y la predestinación, sin embargo, equipara la comprensión humana y la conciencia humana a la "comunicación celestial" o la revelación personal de Dios. También se demuestra que Adams tuvo una fuerte convicción en la vida después de la muerte, según explicó, "Es posible que se avergüencen de su Hacedor".

En el año 2008 la cadena de televisión de Estados Unidos HBO dedicó una serie de televisión de 7 capítulos a la vida y obra de John Adams basada en la biografía de David McCullough. La serie tuvo un éxito rotundo, consiguiendo 13 premios Emmy y 4 Globos de Oro. John Adams es interpretado por Paul Giamatti.




George Washington, (Westmoreland, Virginia, América Británica, 22 de febrero de 1732-Mount Vernon, Virginia, Estados Unidos, 14 de diciembre de 1799) fue el primer presidente de los Estados Unidos entre 1789 y 1797 y comandante en jefe del Ejército Continental revolucionario en la guerra de la Independencia de los Estados Unidos (1775-1783). En los Estados Unidos se le considera el Padre de la Patria. Es considerado uno de los padres fundadores de los Estados Unidos junto con John Adams, Benjamin Franklin, Alexander Hamilton, John Jay, Thomas Jefferson y James Madison.

Washington empezó a ganar condecoraciones armando tropas de la colonia de Virginia para apoyar al Imperio británico durante la guerra franco-indígena (1754-1763), un conflicto que él inadvertidamente ayudó a iniciar.

El Congreso Continental designó a Washington comandante en jefe del Ejército Continental en 1775.7 Al año siguiente, los británicos fueron desalojados de Boston, perdieron la ciudad de Nueva York y fueron derrotados en Trenton, Nueva Jersey, ante la sorpresa que causó Washington cruzando el río Delaware. Debido a su estrategia, fuerzas revolucionarias capturaron a los dos ejércitos principales de combate británicos en la batalla de Saratoga y en la de Yorktown. En negociación con el Congreso, los estados coloniales y los aliados franceses, mantuvo un ejército débil y una nación frágil en medio de las amenazas de desintegración y fracaso. Después de liderar la victoria estadounidense en la guerra de la Independencia, renunció a sus cargos militares y regresó a la vida en su plantación de Mount Vernon, acto que le trajo aún más renombre.

En 1787, presidió la Convención de Filadelfia que esbozó la Constitución de los Estados Unidos de América y en 1789, fue elegido de manera unánime como el primer presidente de los Estados Unidos. Trató de crear una nación capaz de sostener la paz con sus países vecinos. Su Proclama de la Neutralidad de 1793 sirvió de base para evitar cualquier implicación en conflictos extranjeros. Apoyó los planes de construir un gobierno central fuerte mediante el pago de la deuda nacional, la aplicación de un sistema fiscal eficaz y la creación de un banco nacional. Washington evitó la guerra y mantuvo una década de paz con Gran Bretaña con la firma del Tratado Jay en 1795, a pesar de la intensa oposición del Partido Demócrata-Republicano. Aunque nunca se afilió oficialmente al Partido Federalista, apoyaba su programa. Sus dos períodos de gobierno establecieron muchas políticas y tradiciones que existen hasta el día de hoy.

Antes de la finalización de su período de gobierno se retiró nuevamente a la vida civil, estableciendo un importante precedente de transición pacífica que ha servido de ejemplo no solo en los Estados Unidos sino también en otras futuras repúblicas. El Discurso de Despedida de Washington fue una introducción a la virtud republicana y una severa advertencia contra el partidismo, la sectorialización y la participación en guerras en el extranjero. Se le concedió la primera Medalla de Oro del Congreso con el agradecimiento de la Cámara en 1776.

Washington murió en 1799 debido principalmente a un tratamiento para su neumonía, que incluía calomelanos y sangrías, resultando en una combinación de choque hipovolémico, debido a la pérdida de cinco pintas de sangre, así como la asfixia y deshidratación. Henry Lee III fue quien pronunció la oración fúnebre, donde declaró que Washington fue el "primero en la guerra, primero en la paz y primero en el corazón de sus compatriotas".

Los historiadores frecuentemente lo han considerado como uno de los más grandes presidentes de Estados Unidos.

George Washington nació el 22 de febrero de 1732 como primer hijo de Augustine Washington y su segunda esposa, Mary Ball Washington, en las tierras de Pope's Creek, cerca de la actual Colonial Beach, en el Condado de Westmoreland (Virginia). Los antepasados de Washington eran de Sulgrave, Inglaterra. Su bisabuelo, John Washington, emigró a Virginia en 1657.10 Su padre tuvo cuatro hijos con su primera esposa, Jane Butler: dos murieron jóvenes, pero sobrevivieron otros dos hijos (Lawrence, nacido alrededor del año 1718, y Augustine, nacido alrededor de 1720). Su padre tenía una plantación trabajada por esclavos, aunque luego intentó probar suerte con la extracción de hierro. Su madre vivió para ver a su hijo convertido en un personaje famoso, pero mantuvo una relación tensa con él. Durante la juventud de George, los Washington fueron miembros moderadamente prósperos de la aristocracia de Virginia de «mediano rango».

Trasladado a Ferry Farm en el Condado de Stafford (Virginia) a los seis años, George fue educado en el hogar por su padre y hermano mayor.11 «Gus» Washington murió cuando George tenía tan sólo once años de edad, después de lo cual Lawrence Washington, su medio hermano, asumió el papel y figura paterna. William Fairfax, el suegro de Lawrence y miembro de la poderosa familia Fairfax, tuvo también una influencia formativa sobre él.

Washington tuvo poca educación formal. En su lugar, fue entrenado como un agrimensor, y adquirió lo que sería un impagable conocimiento del terreno alrededor de su colonia natal de Virginia.12 La pertenencia de su hermano mayor a la poderosa familia Fairfax, dio al joven George el patrocinio de Thomas Fairfax, sexto lord Fairfax de Cameron y propietario de Northern Neck, una plantación que abarcaba unos cinco millones de acres en Virginia.

A finales de julio de 1749, inmediatamente después de la creación de la ciudad de Alexandria a lo largo del río Potomac, a la edad de 17 años, George fue comisionado como el primer agrimensor del recién creado condado de Culpeper, en el interior de la colonia. Este nombramiento fue asegurado, sin duda, a instancias de lord Fairfax y su primo William Fairfax, que estaba sentado en el Consejo del Gobernador.14 Fue un trabajo bien remunerado que le permitió comprar tierra en el valle de Shenandoah, la primera de sus muchas adquisiciones en el oeste de Virginia. Emprendió entonces su carrera como hacendado, definido en su momento como alguien que tenía 20 o más esclavos. En 1748, fue invitado para ayudar al peritaje de las tierras de lord Fairfax al oeste de la Cordillera Azul. A través de su medio hermano, Lawrence Washington, también trabajó para la Compañía de Ohio, que tenía por objeto explotar las tierras del oeste.

En 1751, George y su medio hermano viajaron a Barbados, hospedándose en Bush Hill House,15 con la esperanza de que el clima beneficiara la salud de Lawrence, que padecía de tuberculosis. Esta fue la única vez que George Washington viajó fuera de lo que hoy es Estados Unidos.16 Durante este viaje, Washington contrajo la viruela, que dejó marcada su cara con múltiples cicatrices, pero que lo inmunizó a esta pavorosa enfermedad para el futuro. La salud de Lawrence no mejoró, por lo que optó por regresar a Mount Vernon, donde murió en 1752. Después de la muerte de Lawrence en 1752, George se hizo cargo de parte de su herencia y asumió algunos de las funciones de Lawrence como ayudante de la colonia.17 A finales de 1752, el recién nombrado gobernador de Virginia, Robert Dinwiddie, dividió el mando de la milicia estatal en cuatro regiones y George solicitó uno de los mandos con el rango de mayor. Ese mismo año fue nombrado ayudante general de la milicia de Virginia,11 encargado de la formación de la milicia en el barrio que se le asignara.18 A los 21 años, en Fredericksburg, Washington se convirtió en maestre de la Francmasonería, una organización fraternal que tuvo una influencia duradera.

En diciembre de 1753, Washington fue solicitado por el gobernador Dinwiddie para llevar un ultimátum británico a los canadienses franceses en la frontera de Ohio.11 Washington evaluó la fuerza militar francesa y entregó el mensaje a los canadienses franceses de Fort Le Boeuf en Waterford, Pensilvania. El mensaje, que no fue atendido, llamaba a los franceses-canadienses a abandonar su avance en Ohio. Las dos potencias coloniales se dirigían hacia el conflicto en todo el mundo. El informe de Washington sobre el asunto fue muy leído a ambos lados del Atlántico.

En 1754, Dinwiddie nombró a Washington teniente coronel y le ordenó que realizara una expedición a Fort Duquesne para expulsar a los canadienses franceses.11 Con sus aliados indios americanos liderados por Tanacharison, Washington y sus tropas emboscaron a un grupo expedicionario franco-canadiense de unos 30 hombres, dirigidos por Joseph Coulon de Jumonville, en lo que se conoció como batalla de Jumonville Glen.20 Una mayor y mejor posicionada fuerza franco-canadiense e india abrumó a Washington y sus tropas en Fort Necessity, en lo que se llamó batalla de Great Meadows, dando lugar a la rendición militar de Washington. Los términos de la rendición incluían una declaración en la que Washington reconocía haber asesinado a Jumonville después de la emboscada. Washington no podía leer en francés, y, sin darse cuenta de lo que reconocía, firmó con su nombre.21 Liberado por los franceses, Washington volvió a Virginia, donde fue eximido de culpa por la derrota, pero renunció a su cargo porque no le gustaba la nueva disposición de la Milicia de Virginia.

En 1755, Washington fue ayudante del general británico Edward Braddock en la Expedición Braddock.11 Esta expedición se basaba en un gran esfuerzo por retomar el país de Ohio. Braddock murió en la batalla del río Monongahela y la expedición terminó en desastre, Washington se distinguió como el Héroe de la Monongahela.22 El papel de Washington durante la batalla ha sido objeto de debate. El biógrafo Joseph Ellis afirma que Washington montó de un lado a otro del campo de batalla, uniendo a los restos de las fuerzas británicas y virginianas a un repliegue táctico.23 A raíz de esta acción, a Washington se le dio el mando de una frontera difícil de las montañas de Virginia, y fue recompensado al ser ascendido a coronel y nombrado comandante de todas las fuerzas de Virginia.

En 1758, Washington participó como General de Brigada en la expedición Forbes que llevó a la evacuación de los franceses de Fort Duquesne, y el establecimiento británico de Pittsburgh.11 Después, Washington renunció al servicio militar activo y pasó los siguientes dieciséis años como hacendado y político de Virginia.

Como un oficial de la milicia colonial, aunque de alto rango, Washington era muy consciente de la diferencia entre los oficiales de la milicia y del Ejército británico regular. Su hermano mayor Lawrence había tenido la suerte de recibir un mando en el ejército británico, como capitán de infantería, en el verano de 1740, cuando el ejército británico planteó un nuevo regimiento (el 61º Regimiento a pie, conocido como "Regimiento Americano de Gooch") en las colonias, para prestar servicio en las Indias Occidentales durante la guerra del Asiento.25 26 A cada colonia se le permitió designar a sus propios oficiales de la compañía, capitanes y tenientes, y el coronel William Blakeney los distribuyó firmando las órdenes a diversos gobernadores.27 Quince años después, cuando el general Braddock llegó a Virginia en 1755 con dos regimientos de regulares (el 44 º y 48º de a pie), Washington trató de obtener un mando, pero no estaban disponibles para su compra.28 En lugar de servir como teniente coronel de la milicia, donde superó de categoría a muchos oficiales jóvenes de los regulares, Washington optó por servir a título privado como ayudante de campo del general. Como ayudante, podía mandar soldados regulares británicos.29 Tras la derrota de Braddock, el Parlamento británico decidió en noviembre de 1755 crear un nuevo "Real Regimiento de América de a Pie", más tarde llamado Real Cuerpo de Tiradores del Rey. A diferencia del anterior "Regimiento de América" de 1740-1742, todos los oficiales fueron contratados en Inglaterra y en Europa a principios de 1756.

El 6 de enero de 1759, Washington se casó con la viuda Martha Dandridge Custis. Las cartas que han sobrevivido sugieren que él pudo haber estado enamorado a la vez de Sally Fairfax, la esposa de un amigo. Algunos historiadores creen que George y Martha eran parientes lejanos.

Sin embargo, George y Martha tuvieron un buen matrimonio, y juntos criaron a sus dos hijos de su matrimonio anterior, John Parke Custis y Martha Parke Custis, cariñosamente llamados "Jackie" y "Patsy" por la familia. Más tarde, los Washington acogieron a dos de los nietos de la señora de Washington, Eleanor Parke Custis y George Washington Parke Custis. George y Martha nunca tuvieron hijos juntos, ya que su combate anterior con la viruela a la edad de 19 años30 (posiblemente seguida por la tuberculosis) pudo haberle hecho estéril. La pareja de recién casados se trasladó a Mount Vernon, cerca de Alexandría, donde Washington se dedicó a la vida de hacendado y político.

El matrimonio de Washington con Martha, una viuda rica, aumentó considerablemente su patrimonio inmobiliario y su posición social. Adquirió un tercio de los 18 000 acres (73 km²) de los bienes de Custis en su matrimonio, y manejó el resto en favor de los hijos de Martha. Con frecuencia compró más tierras en su propio nombre. Además, se le concedió tierra en lo que hoy es Virginia Occidental como una recompensa por su servicio en la guerra franco-india. En 1775, Washington había duplicado el tamaño de Mount Vernon a 6500 hectáreas (65 km²), y había aumentado la población de esclavos en más de 100 personas. Como un héroe militar y respetado gran terrateniente, que ocupó cargos locales, fue elegido para la legislatura de la Virginia colonial, la Cámara de los Ciudadanos (House of Burgesses), a partir de 1758.

Washington vivió un estilo de vida aristocrático, con la caza del zorro como su actividad de ocio favorita. Como la mayoría de los terratenientes de Virginia, importó lujo y otros bienes de Inglaterra y pagó por ellos con la exportación de su cosecha de tabaco. Hizo gastos extravagantes y la imprevisibilidad del mercado del tabaco hizo que muchos terratenientes de Virginia perdieran dinero. (Thomas Jefferson, por ejemplo, iba a morir muy endeudado).

Washington empezó a salir de la deuda mediante la diversificación. En 1766, había cambiado el principal cultivo comercial de Mount Vernon del tabaco al trigo, un cultivo que podría venderse en América, y las operaciones de diversificado incluyeron la molienda de la harina, la pesca, la cría de caballos y telares. La muerte de Patsy Custis en 1773 de epilepsia permitió a Washington pagar a sus acreedores británicos, ya que la mitad de su herencia pasó a él.

Durante estos años, Washington se concentró en las actividades de su negocio y se mantuvo un tanto al margen de la política. A pesar de que manifestó su oposición a la ley del Timbre de 1765, el primer impuesto directo sobre las colonias, no tomó un papel protagónico en la resistencia colonial hasta después de que las protestas por las leyes de Townshend (promulgadas en 1767) se habían generalizado. En mayo de 1769, Washington presentó una propuesta redactada por su amigo George Mason, de Virginia, en la que se pedía boicotear los productos británicos hasta que se derogaran las leyes. El Parlamento derogó las Leyes de Townshend en 1770, y, para Washington por lo menos, la crisis había pasado. Sin embargo, Washington consideró la aprobación de las Leyes Intolerables en 1774 como "una invasión de nuestros derechos y privilegios". En julio de 1774, presidió la reunión en la que se adoptaron las Resoluciones de Fairfax, en las que exigía, entre otras cosas, la convocatoria de un Congreso Continental. En agosto, Washington asistió a la Primera Convención de Virginia, donde fue seleccionado como delegado al Primer Congreso Continental.

Después de las derrotas en Lexington y Concord en abril de 1775, Washington apareció en el Congreso Continental en uniforme militar, señalando que estaba preparado para la lucha armada. Washington tenía el prestigio, experiencia, carisma y porte de cualquier gran jefe militar y era conocido por su reputación como un fuerte patriota, y las colonias del Sur, en especial Virginia, lo apoyaron. Aunque no buscaba explícitamente el cargo de comandante e incluso afirmó que no estaba capacitado para ello, no hubo una seria competencia para el puesto. Washington aceptó el mando, declarando «con gran sinceridad, no creo estar al nivel de un Comandante, estoy honrado». El Congreso creó el Ejército Continental el 14 de junio de 1775. Propuesto por John Adams de Massachusetts (que luego sería su vicepresidente) creyendo que al liderar un sureño un ejército formado principalmente por norteños, ayudaría a unir a las colonias. Washington fue nombrado mayor general y solicitó que no se le pagara excepto el reembolso de sus gastos.

Washington asumió el mando del Ejército Continental en Cambridge, Massachusetts, en julio de 1775,11 durante el asedio de Boston. Al darse cuenta de la escasez desesperada de pólvora de su ejército, Washington pidió nuevos suministros. Las tropas estadounidenses asaltaron arsenales ingleses, entre ellos alguno en el Caribe, y se intentó la fabricación de algunas municiones. Obtuvieron un suministro apenas suficiente (alrededor de 2,5 millones de euros) a finales de 1776, en su mayoría de Francia.33 Washington reorganizó el ejército durante el largo asedio, y obligó a los británicos a retirarse poniendo artillería en Dorchester Heights, un fuerte con vistas a la ciudad. Los británicos evacuaron Boston y Washington trasladó su ejército a Nueva York.

Aunque fuera negativo para los patriotas en el Congreso Continental, los diarios británicos elogiaron habitualmente el carácter personal de Washington y sus cualidades como jefe militar. Estos artículos eran valientes, ya que Washington era general enemigo que comandaba un ejército en una causa que muchos británicos creían que sería la ruina del Imperio.34 La negativa de Washington a participar en política reforzó su reputación como un hombre plenamente comprometido con la misión militar y por encima de la refriega entre facciones.

En agosto de 1776, el general británico William Howe lanzó una masiva campaña naval y terrestre destinada a ocupar plenamente Nueva York y así ofrecer una solución negociada. El Ejército Continental de Washington libró combate por primera vez como un ejército de los Estados Unidos (recientemente había sido proclamada la Declaración de Independencia), en la batalla de Long Island, la mayor batalla de toda la guerra. Algunos historiadores ven la retirada de su ejército durante la noche posterior a través del East River, sin que se perdiera una sola vida o material, como una de las más grandes hazañas militares de Washington.35 Esta y varias victorias británicas obligaron a Washington a luchar fuera de Nueva York y a lo largo de Nueva Jersey, lo que dejó el futuro del Ejército Continental en duda. En la noche del 25 de diciembre de 1776, Washington organizó un contraataque, destacando las fuerzas americanas a lo largo del río Delaware para capturar a cerca de 1000 mercenarios de Hesse en la batalla de Trenton, Nueva Jersey. Washington siguió su victoria en Trenton con otra en la batalla de Princeton a principios de enero. Estas inesperadas victorias después de una larga serie de derrotas levantaron la moral de los revolucionarios. Sin embargo, estos éxitos por sí solos no eran suficientes para asegurar la victoria final. Muchos soldados no se alistaron nuevamente o desertaron durante el crudo invierno. Washington reorganizó el ejército con el aumento de premios por quedarse y los castigos por la deserción, lo que elevó el número de tropas y la eficacia para batallas posteriores.

Las fuerzas británicas derrotaron a las tropas de Washington en la batalla de Brandywine el 11 de septiembre de 1777. Howe superó a Washington y se dirigió a Filadelfia sin oposición el 26 de septiembre. El ejército de Washington atacó sin éxito la guarnición británica en la batalla de Germantown a principios de octubre. Mientras tanto, el general John Burgoyne, fuera del alcance de la ayuda de Howe, fue atrapado y obligado a entregar todo su ejército en la batalla de Saratoga, Nueva York. Francia respondió a la derrota de Burgoyne entrando en la guerra, en abierta alianza con los Estados Unidos, convirtiendo la lucha revolucionaria en una guerra a nivel mundial. La pérdida de Filadelfia por parte de Washington llevó a algunos miembros del Congreso a discutir la destitución de Washington del mando. Este intento fracasó después de que los partidarios de Washington se reunieran en torno a él.

Washington acampó el ejército en Valley Forge, en diciembre de 1777, permaneciendo allí los siguientes seis meses. Durante el invierno, 2500 hombres de una fuerza de 10 000 hombres murieron a causa de la enfermedad y el frío. La siguiente primavera, sin embargo, el ejército surgido de Valley Forge estaba en buen estado, gracias en parte a un programa de formación a gran escala supervisado por el Barón von Steuben, un veterano del estado mayor prusiano. Los británicos fueron evacuados de Filadelfia a Nueva York en 1778, pero Washington los atacó en la batalla de Monmouth. Posteriormente, los realistas siguieron en dirección a Nueva York. Washington trasladó su ejército fuera de Nueva York.

En el verano de 1779 y bajo la dirección de Washington el general John Sullivan llevó a cabo una campaña decisiva de tierra quemada, que destruyó totalmente por lo menos cuarenta pueblos iroqueses en el centro y norte del estado de Nueva York, en represalia por la relación entre los iroqueses y los ataques contra los asentamientos de América antes de la guerra. Washington dio el golpe final a los ingleses en 1781, después de una victoria naval francesa, que permitió que las fuerzas estadounidenses y francesas pudieran atrapar al ejército británico en Virginia. La rendición en Yorktown el 17 de octubre de 1781, marcó el final de la mayoría de los combates.

Aunque conocido por sus éxitos en la guerra y por la vida que siguió, Washington sufrió muchas derrotas antes de conseguir la victoria.

En marzo de 1783, Washington usó su influencia para dispersar a un grupo de oficiales del Ejército que habían amenazado con enfrentarse al Congreso con respecto a sus salarios atrasados. Por el Tratado de París (firmado ese mes de septiembre), el Reino de Gran Bretaña reconoció a los Estados Unidos de América como una república independiente. Washington disolvió su ejército y el 2 de noviembre dio un elocuente discurso de despedida a sus soldados.

El 25 de noviembre, los británicos fueron evacuados de Nueva York y el nuevo gobernador tomó posesión. En Fraunces Tavern el 4 de diciembre, Washington dio a sus oficiales formalmente la despedida y el 23 de diciembre de 1783, renunció a su mando como Comandante en Jefe, emulando al general romano Cincinato. Él fue un ejemplo del ideal republicano de liderazgo ciudadano que rechaza el poder. Durante este período, no existía el cargo de Presidente de los Estados Unidos bajo los Artículos de Confederación, precursores de la Constitución.

La jubilación de Washington en Mount Vernon fue de corta duración. Hizo un viaje de exploración a la frontera occidental en 1784,11 y fue persuadido a asistir a la Convención Constitucional en Filadelfia en el verano de 1787, siendo elegido por unanimidad presidente de la Convención. Participó poco en los debates (aunque votó a favor o en contra de los diversos artículos), pero su alto prestigio mantuvo la colegialidad y a los delegados en sus trabajos. Los delegados diseñaron la presidencia con Washington en mente, y le permitieron definir el cargo una vez electo. Después de la Convención, su apoyo al texto convenció a muchos, incluyendo a la asamblea de Virginia, a votar por la ratificación, lo que posibilitó que la nueva Constitución fuera ratificada por los 13 estados.

George Washington (John Trumbull, 1780), también representa a William Lee, esclavo y sirviente personal de Washington, que durante muchos años pasó más tiempo con Washington que ningún otro hombre.
El Colegio Electoral eligió unánimemente a Washington en las elecciones de 1789, y otra vez en las elecciones de 1792, con lo que sigue siendo el único presidente que ha recibido el 100 % de los votos electorales.39 En su toma de posesión, John Adams fue elegido vicepresidente. Washington tomó el juramento del cargo como primer presidente bajo la Constitución de los Estados Unidos de América el 30 de abril de 1789, en el Federal Hall de Nueva York, aunque, al principio, él no había querido el cargo.

El primer Congreso de Estados Unidos votó a favor de pagar a Washington un sueldo de 25 000 USD al año, una gran suma en 1789. Washington, que ya era rico, se redujo el sueldo, ya que valoraba su imagen como un servidor público desinteresado. A instancias del Congreso, sin embargo, finalmente aceptó el pago, para evitar crear un precedente por el cual la presidencia sería percibida como un cargo independiente limitado solamente a personas adineradas que pudieran servir sin sueldo. Washington atendió cuidadosamente a la pompa y la ceremonia del cargo, asegurándose de que los títulos y los símbolos republicanos no emularan nunca las cortes reales europeas. A tal fin, prefirió el título «Señor Presidente» a tratamientos sugeridos más majestuosos.

Washington demostró ser un hábil administrador. Un excelente delegador de funciones y un juez de talento y carácter, que mantuvo reuniones periódicas para debatir cuestiones del gabinete antes de tomar una decisión final. En el manejo de las tareas de rutina, fue "sistemático, ordenado, enérgico, preocupado de la opinión de los demás, pero decisivo, decidido a los objetivos generales y con coherencia en las acciones particulares con ellos".

Washington sirvió un segundo mandato como presidente a regañadientes. Se negó a postular para un tercero, estableciendo así la política habitual de un máximo de dos mandatos para un presidente, que más tarde se convirtió en ley por la 22ª Enmienda a la Constitución.

Washington no fue miembro oficial de ningún partido político y él esperaba que no se formara ninguno, por temor a los conflictos y el estancamiento que se derivaría. Sus asesores más cercanos, formaron dos facciones, sentando las bases para el futuro sistema de partidos. Su secretario del Tesoro, Alexander Hamilton, había diseñado un audaz plan para establecer el crédito nacional y construir una nación económicamente poderosa, y formó la base del Partido Federalista. Su secretario de Estado, Thomas Jefferson, fundador de los demócrata-republicanos, se opuso enérgicamente al programa de Hamilton, pero Washington estuvo a favor de Hamilton sobre Jefferson.

La Ley de Residencia de 1790, que Washington firmó, autorizó al Presidente para seleccionar la ubicación específica de la sede permanente del gobierno, que se encuentra a lo largo del río Potomac. La ley autorizó al Presidente a designar tres comisionados para estudiar y adquirir bienes para este asentamiento. Washington supervisó personalmente este esfuerzo a lo largo de su mandato. En 1791, los comisionados nombraron la sede permanente de gobierno como "La ciudad de Washington en el territorio de Columbia" en honor a Washington. En 1800, el territorio de Columbia se convirtió en el Distrito de Columbia cuando el gobierno federal se trasladó al lugar, de acuerdo a las disposiciones de la ley de residencia.

En 1791, el Congreso impuso un impuesto especial sobre las bebidas alcohólicas, lo que provocó protestas en los distritos fronterizos, especialmente Pensilvania. En 1794, después de que Washington ordenara a los manifestantes a comparecer ante el tribunal del distrito de EE. UU., las protestas se convirtieron en disturbios a gran escala conocidos como la Rebelión del Whiskey. El ejército federal era demasiado pequeño como para ser utilizado, por lo que Washington invocó la Ley de la policía de 1792 para convocar a las milicias de Pensilvania, Virginia y otros estados. Los gobernadores enviaron a las tropas y Washington tomó el mando, marchando a los distritos rebeldes.45 No hubo lucha, pero la acción enérgica de Washington demostró que el nuevo gobierno podía protegerse en cualquier eventualidad. También fue una de las dos veces que un Presidente, personalmente, utilizó su mando militar en campaña. Estos eventos marcaron la primera vez bajo la nueva Constitución que el gobierno federal utilizaba la fuerza militar para ejercer su autoridad sobre los estados y los ciudadanos.




Donald John Trump, Nueva York, 14 de junio de 1946) es un político, empresario y personalidad televisiva estadounidense. Desde el 20 de enero de 2017 es el 45.° presidente de los Estados Unidos.

Nacido y criado en un un barrio del borough neoyorquino de Queens llamado Jamaica, Trump obtuvo el título de bachiller en economía en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania en 1968. En 1971, se hizo cargo de la empresa familiar de bienes raíces y construcción Elizabeth Trump & Son, que más tarde sería renombrada como Trump Organization.3 4 Durante su carrera empresarial, Trump ha construido, renovado y gestionado numerosas torres de oficinas, hoteles, casinos y campos de golf. Poseyó los concursos de belleza Miss USA y Miss Universo desde 1996 hasta 2015, y ha prestado el uso de su nombre en la marca de varios productos. De 2004 a 2015, participó en The Apprentice, un reality show de NBC. En 2016, Forbes lo enumeró como la 324.ª persona más rica del mundo (113.ª en los Estados Unidos), con un valor neto de 4500 millones de dólares.

Trump buscó la nominación presidencial del Partido Reformista en 2000, pero se retiró antes de que comenzara la votación. Consideró postularse para el cargo como republicano para las elecciones de 2012, pero finalmente decidió no hacerlo. En junio de 2015, anunció su candidatura para las elecciones de 2016, y se convirtió rápidamente en el favorito entre los diecisiete candidatos en las primarias republicanas. Sus rivales hacia el final suspendieron sus campañas en mayo de 2016, y en julio fue nominado formalmente en la Convención Republicana junto con Mike Pence como su compañero de fórmula. Su campaña recibió cobertura mediática sin precedentes y atención internacional. Muchas de sus declaraciones en las entrevistas, en las redes sociales y en las manifestaciones de la campaña eran polémicas o falsas.

Trump ganó las elecciones generales del 8 de noviembre de 2016 contra la rival demócrata Hillary Clinton, y accedió al cargo el 20 de enero de 2017 a la edad de 70 años, 7 meses y 6 días, lo que lo sitúa como la persona con mayor edad en asumir la presidencia; asimismo es la persona con mayor riqueza en asumir dicho cargo, la primera sin servicio militar ni cargo político ejercido anteriormente, y la quinta en haber perdido la elección por voto popular.

La plataforma de Trump enfatiza la renegociación de las relaciones entre Estados Unidos y China y los acuerdos de libre comercio como el TLCAN y la Asociación Transpacífica, la aplicación de las leyes de inmigración y la construcción de un nuevo muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.7 8 9 10 11 Sus otras posiciones incluyen obtener la independencia energética mientras se opone a las regulaciones del cambio climático como el Plan de Energía Limpia y el Acuerdo de París, la reforma de los asuntos de los veteranos y la sustitución de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible al mismo tiempo que se reducen los impuestos en general y se imponen aranceles a las importaciones a empresas offshoring de empleos. Aboga por un enfoque no intervencionista en la política exterior, al tiempo que incrementa el gasto militar, las «investigaciones extremas» sobre inmigrantes musulmanes para evitar el terrorismo islámico y una acción militar agresiva contra ISIS. Sus posiciones han sido descritas por eruditos y comentaristas como populistas, proteccionistas y nacionalistas.

Trump nació el 14 de junio de 1946 en el barrio neoyorquino de Queens. Fue uno de los cinco hijos de Mary Anne MacLeod y de Fred Trump, que se casaron en 1936. Su hermano mayor, Fred, murió en 1981 a los 43 años.13 Su madre era una inmigrante escocesa nacida en la isla de Lewis, en el norte de las Hébridas Exteriores,14 y sus abuelos paternos eran inmigrantes alemanes.15 Su abuelo, Frederick Trump (de nacimiento Friedrich Drumpf), llegó de Alemania a Estados Unidos en 1885, y adquirió la nacionalidad en 1892. Se casó con la abuela de Donald, Elisabeth Christ16 en Kallstadt, con quien tuvo tres hijos.

Mientras vivía en Jamaica Estates, fue al the Kew-Forest School en Forest Hills, Queens, junto a algunos de su hermanos. A los 13 años, tras tener problemas de conducta que llevaron a su salida de la escuela, sus padres lo enviaron a la Academia Militar de Nueva York (NYMA).

Trump fue a la Universidad de Fordham en el Bronx durante dos años, continuando sus estudios en la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania, porque Wharton tenía uno de los pocos programas de estudio dedicados al sector inmobiliario,18 donde se graduó en 1968 con un Bachelor of Science en Economía.

Comenzó en la empresa de bienes raíces de su padre,20 Elizabeth Trump and Son,21 focalizada en la vivienda de clase media para arrendar en Brooklyn, Queens y Staten Island. Uno de sus primeros proyectos, todavía en la universidad, fue la revitalizacion del complejo de apartamentos de Swifton Village en Cincinnati, en el estado de Ohio, que su padre había comprado por 5,7 millones de dólares en 1962.

Los Trump participaron en el proyecto con una inversión de 500 000 dólares. En dos años, el complejo de 1200 unidades con un 66 por ciento de desocupación pasó a estar lleno. En 1972, lo vendió por 6,7 millones de dólares.

En 1971, se instaló en Manhattan, donde participó en grandes proyectos inmobiliarios y usó una arquitectura vistosa para ganar reconocimiento entre el público.23 Hizo planes para adquirir y desarrollar el Penn Central por 60 millones de dólares.24 Luego, con la ayuda de una deducción fiscal de 40 años del gobierno de Nueva York, sacó de la bancarrota al Hotel Commodore del Grand Hyatt y creó la Trump Organization.

La ciudad de Nueva York tenía planeado construir el Centro de Convenciones Jacob K. Javits en una propiedad para la que Trump tenía una opción de compra. Este calculó que su compañía habría podido terminar el proyecto por 110 millones de dólares pero la ciudad rechazó su oferta.

En 1988, adquirió el Taj Mahal Casino en una transacción con Merv Griffin y Resorts International.28 Esa expansión, tanto personal como comercial, aumentó su deuda considerablemente.

Hacia 1989, algunas malas decisiones comerciales lo llevaron a la cesación de pagos. Trump financió la construcción de un tercer casino, también llamado Taj Mahal, sobre todo con bonos basura. Aunque reforzó sus negocios con préstamos adicionales y pospuso el pago de intereses, hacia 1991, la creciente deuda lo llevó a la bancarrota comercial29 y cerca de la personal.

Los bancos y los propietarios de bonos perdieron millones de dólares, pero optaron por reestructurar la deuda para evitar perder más dinero en juicios. El Taj Mahal salió de la bancarrota el 5 de octubre de 1991, con Trump cediendo el 50 por ciento de la propiedad en acciones, a los propietarios originales de los bonos, a cambio de bajar las tasas de interés de los préstamos y de más tiempo para cancelar la deuda.

A finales de los años 1990 su situación financiera mejoró. En 2001, terminó la Trump World Tower, un edificio residencial de 72 pisos cerca de la Sede de la Organización de las Naciones Unidas.31 También, comenzó a construir el Trump Place, un desarrollo inmobiliario con varias unidades a lo largo del río Hudson. Trump tiene propiedades en la Trump International Hotel and Tower, un edificio de 44 pisos de uso mixto (hotel y condominio) en Columbus Circle. Posee además varios cientos de miles de metros cuadrados en Manhattan.

Trump ha desarrollado varios proyectos inmobiliarios, como la Trump International Hotel and Tower de Honolulu, Trump International Hotel and Tower de Chicago, Trump International Hotel and Tower de Toronto, y Trump Tower de Tampa. Mientras tanto, se desarrolló la Trump Towers Atlanta One en un mercado de vivienda que tiene el segundo mayor inventario de ese tipo de propiedades sin vender.

En octubre de 2016, la revista Forbes calculó que tenía una fortuna neta de 4500 millones de dólares.1 En junio de 2015, la revista Business Insider publicó una declaración financiera suministrada por el propio Trump, con fecha del 30 de junio de 2014. Según el balance su patrimonio neto es de 8700 millones de dólares. De esa cantidad, 3300 millones corresponden a «negocios de licencias de bienes raíces, marcas y desarrollos basados en marcas», descritos por Business Insider como «básicamente (implicando) que Trump valora su "marca" en 3300 millones de dólares».

Entre sus primeras acciones estuvo la construcción de una serie de propiedades, diversificándose a clubes y construyendo numerosos hoteles y casinos. Además compró acciones sobre la Organización Miss Universo, organización que realiza los concursos de Miss Universo, Miss Estados Unidos y Miss Estados Unidos Adolescente, siendo la cadena televisiva NBC, quien posee el resto de las acciones.

Posteriormente, se divorció de Marla, siendo este divorcio mucho menos costoso y muchos menos publicitado que el anterior, dado que solo tuvo que pagarle dos millones de dólares a Marla. Tras divorciarse se casó con la también modelo Melania, quien es su actual esposa.

Para comienzos del nuevo milenio, Trump había reconstruido su imperio, ahora era dueño de una serie de propiedades como la Trump World Tower, Trump Hotel Las Vegas, Trump Ocean Club International Hotel & Tower, la serie de hoteles Trump International Tower & Hotel, en varias ciudades, además de los antiguos casinos y un nuevo hotel en una de las islas palmera de Dubái.

Ahora, la Trump Organization administra una serie de propiedades ubicadas en diversos países, como Panamá, Brasil, el Caribe y en diferentes zonas de Estados Unidos y la Trump Entertaiment ha expandido el número de sus casinos. Trump además escribió el libro el El arte de volver, en el cual narra sus experiencias durante la debacle que sufrió en los años 1990 y la manera como logró sobreponerse.

Trump posee también un equipo de fútbol en Nueva Jersey y patrocina combates de boxeo, además de una carrera ciclista denominada Tour de Trump. Su conglomerado empresarial incluye campos de golf y reputadas compañías como Trump Enterprises Incorporation, The Trump Corporation, Trump Development, Wembley Realty, Park South y Land Corp. de California.

En 2005, estrenó el reality show, The Apprentice (El aprendiz) que emitió la cadena NBC. Es un show estelar en el que participan de 16 a 18 empresarios que compiten por un premio de 250, 000 dólares y un contrato para dirigir una de sus empresas. En 2007, anunció que llevaría su programa a otra cadena pero, posteriormente NBC anunció que volvería a sus pantallas.

Es coautor de un libro llamado Por qué queremos que tú seas rico, el cual lo escribió en sociedad y de acuerdo con su amigo Robert Kiyosaki, un escritor de libros de ayuda financiera. A finales del 2007 publicó Piensa en grande y patea traseros en los negocios y la vida.

En 2011, un informe del Center for Responsive Politics mostró que durante dos décadas de elecciones en Estados Unidos, Trump contribuyó a las candidaturas tanto de candidatos republicanos como demócratas.36 En las elecciones presidenciales de 2012, apoyó a Mitt Romney.37 En los años 1980 apoyó a Ronald Reagan.

En abril de 2011, puso en duda la nacionalidad del presidente demócrata, Barack Obama.39 También cuestionó que sus notas fueran lo suficientemente buenas para entrar a la Harvard Law School.40 El 25 de abril de 2011, Trump encabezó una campaña para que Obama terminara el debate sobre su ciudadanía publicando su certificado de nacimiento en su integridad. Dos días después, Obama hizo un pronunciamiento oficial e incluyó el citado documento.43 Trump se jactó del hecho en una conferencia de prensa.44 Trump ha hablado ante los partidarios del Tea Party.

Habló de candidaturas presidenciales en 1988, 2004 y 2012, y para gobernador de Nueva York en 2006 y 2014, sin que ninguna de ellas se concretara. En 2000, participó en la candidatura presidencial del Partido de la Reforma, y ganó las primarias de ese partido en California.

Mientras se especulaba con una candidatura republicana suya a las elecciones de 2012, una encuesta del Wall Street Journal/NBC News de marzo de 2011 lo puso como líder, y un punto incluso por encima del exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney.

Una encuesta realizada por la revista Newsweek en febrero de 2011 lo mostró a pocos puntos de Barack Obama, con muchos votantes sin decidirse en las elecciones presidenciales de 2012.55 Una encuesta del Public Policy Polling publicada en abril de 2011 le daba nueve puntos de ventaja en una eventual candidatura republicana.56 57 Algunos medios entendieron esos proyectos como una estrategia promocional para su show The Apprentice.

El 16 de mayo de 2011, anunció que no lanzaría su candidatura a las elecciones de 2012.58 Public Policy Polling describió los hechos de mayo de 2011 como "una de las subidas y caídas más rápidas de las elecciones presidenciales".61 En diciembre de 2011, fue uno de los diez hombres y mujeres más admirados vivos, según una encuesta de USA Today/Gallup.

En enero de 2013, Trump publicó un vídeo respaldando al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante las elecciones parlamentarias de ese año, y dijo que "Un primer ministro fuerte es un Israel fuerte".

En 2013, fue un orador central en la Conservative Political Action Conference.66 El público fue escaso.67 Gastó más de un millón de dólares para explorar una eventual candidatura presidencial.

En octubre de 2013, los republicanos de Nueva York pusieron a circular un documento que sugería que se lanzaría como candidato a gobernador del estado en 2014 contra Andrew Cuomo.

Trump dijo que, aunque Nueva York tenía problemas y los impuestos eran demasiado altos, no estaba interesado en ser candidato a gobernador.69 En febrero de 2015, decidió no renovar su contrato de The Apprentice, lo que generó especulaciones sobre una eventual candidatura presidencial.

En 2015, recibió el premio Liberty Award en la Algemeiner Jewish 100 Gala por su contribución a las relaciones binacionales.71 Trump dijo: "Tengo muchos amigos en Israel".

En 2016, el ministro del interior de Israel, Aryeh Dery, expresó que la asunción de Trump como presidente significaría el ocaso y final del movimiento judío conservador y el judaísmo reformista.73 Las manifestaciones de Trump acerca de no permitir la entrada de musulmanes en su país fueron repudiadas por el gobierno israelí por no respetar la libertad religiosa.74 En Estados Unidos, la Liga Antidifamación, el Comité Judío Estadounidense, la B'nai B'rith, la Conference of Presidents of Major American Jewish Organizations, el rabino Shalom Baum, presidente del Rabbinical Council of America, la Asamblea Rabínica del movimiento conservador, el Religious Action Center of Reform Judaism, la Reconstructionist Rabbinical Association y el National Jewish Democratic Council repudiaron los dichos de Trump por considerarlos discriminatorios y contrarios al espíritu y los valores de su nación.

Durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016, los medios de comunicación de Israel manifestaron su preocupación de que Trump resultara vencedor.75 La prensa israelí lo describió como el peor candidato de la historia; antidemocrático, racista, misógino y xenófobo,76 señalando que, según las embajadas israelíes, Trump carecía de una política coherente en relación al conflicto árabe-israelí. Los periódicos describieron su triunfo como una victoria del antisemitismo.

El 16 de junio de 2015, en la ciudad estadounidense de Nueva York, Trump anunció su precandidatura para las elecciones de 2016,79 80 por el Partido Republicano, bajo el eslogan "We are going to make our country great again" (Vamos a hacer a nuestro país grande de nuevo).81 En su presentación, Trump criticó el avance de China en la economía mundial y también la presencia de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

El discurso de Trump generó controversia, ya que hizo comentarios despectivos hacia México, catalogando a los inmigrantes mexicanos ilegales como "corruptos, delincuentes y violadores", indicando además su deseo de construir un muro entre las fronteras de Estados Unidos y México, que tendría que ser pagado por México.82 Estas declaraciones causaron el enojo de la comunidad latina de los Estados Unidos e hicieron que varias empresas (como NBC, Macy's, y Univisión) cortaran relaciones comerciales con Trump. En el primer debate de los precandidatos republicanos a la presidencia de los Estados Unidos organizado y transmitido por la cadena estadounidense FOX News el 7 de diciembre de 2015, el precandidato Donald Trump mantuvo una postura que fue objeto de una gran polémica.85 Destacó que el sistema político de su país se encuentra presuntamente «roto» y que él y los Estados Unidos «no tienen tiempo de ser políticamente correctos», argumento sustentado en que el país ha perdido protagonismo y competitividad en el escenario global, esto según declaraciones del propio empresario.86 Trump también destacó que no descartaría la posibilidad de ser un candidato independiente a la presidencia del referido país si no llegase a ser nominado formalmente como "Candidato Presidencial por el Partido Republicano" lo cual fue objeto de críticas dentro de las filas de dicho partido.

La campaña presidencial de Trump estuvo marcada por protestas y hostilidad de sus adversarios. Varios de los actos de la campaña de Trump estuvieron acompañados por incidentes de violencia, siendo el más importante el que ocurrió en Chicago, donde partidarios y detractores se enfrentaron violentamente después de que el encuentro se cancelara por medidas de seguridad.

Trump consiguió vencer en las elecciones primarias tras la retirada de todos sus adversarios, y se convirtió oficialmente en candidato a la presidencia en la Convención Nacional Republicana celebrada entre el 18 y el 21 de julio de 2016.

El 8 de noviembre de 2016 ganó las elecciones presidenciales con 289 votos electorales, frente a los 218 de Hillary Clinton, convirtiéndose en presidente electo.

El 10 de noviembre, el presidente electo Trump tuvo su primera reunión con el presidente Obama para discutir los planes para una transición pacífica. El New York Times declaró que «fue una extraordinaria muestra de cordialidad y respeto entre dos hombres que han sido enemigos políticos y son opuestos estilísticos».90 La BBC afirmó que «su antipatía apenas se ocultaba» en «fotos incómodas» de la reunión.

El equipo de transición de Trump fue dirigido por Chris Christie hasta el 11 de noviembre de 2016, cuando el vicepresidente electo Mike Pence asumió el poder. Desde entonces, Trump ha elegido al presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus, como Jefe de Gabinete de la Casa Blanca y al empresario Steve Bannon como Consejero del Presidente. Además, nominó al Senador Jeff Sessions como secretario de Justicia, al Teniente General Michael Flynn como consejero de Seguridad Nacional, a la activista Betsy DeVos como secretaria de Educación, a la gobernadora Nikki Haley como embajadora ante las Naciones Unidas, a la exsecretaria de Trabajo Elaine Chao como secretaria de Transporte, al representante Tom Price como secretario de Salud,100 al ex precandidato presidencial Ben Carson como secretario de Vivienda, al financista Steve Mnuchin como secretario del Tesoro,102 al inversor billonario Wilbur Ross como secretario de Comercio,103 al excomandante de marines James Mattis como secretario de Defensa, al excomandante de Marines John F. Kelly como Secretario de Seguridad Interior,105 al empresario Andrew Puzder como Secretario de Trabajo,106 al CEO de ExxonMobil Rex Tillerson como secretario de Estado, al gobernador Rick Perry como secretario de Energía,108 y al representante Ryan Zinke como secretario del Interior.

El 22 de noviembre, en un video publicado en YouTube, Trump describió su plan para sus primeros 100 días en el cargo. El plan incluía la salida de la Asociación Transpacífica (TPP)y pidió al Departamento de Defensa que desarrollara un plan para proteger a los Estados Unidos de ataques cibernéticos.

El 7 de diciembre, Time nombró a Trump como su "Persona del Año". En una entrevista en The Today Show, dijo que fue honrado por el premio, pero que se opuso a la revista por referirse a él como el "Presidente de los Estados Divididos de América". El 13 de diciembre fue nombrado por Financial Times como Persona del Año.

En diciembre de 2016, Forbes clasificó a Trump como la segunda persona más poderosa del mundo, después de Vladimir Putin y antes de Angela Merkel.

En enero de 2017 medios estatales de China advirtieron del peligro de una «confrontación devastadora» si los Estados Unidos bloqueaban el acceso a las islas artificiales que construye China en el mar de la China Meridional. Esto se produjo tras declaraciones del nominado para secretario de Estado Rex Tillerson.
 
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal